Un nene de cinco años que estaba esperando a su papá fue víctima de la inseguridad en el lugar menos pensado. Un ladrón le arrebató su celular el martes a la noche en el interior de la Parroquia “Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa” de General Rodríguez.

El particular episodio tuvo lugar pasadas las 20.30 en la iglesia ubicada sobre la calle Rawson al 200. La víctima, sentado en uno de los pasillos del lugar, fue sorprendido por el delincuente mientras jugaba con el teléfono de su papá.

El nene estaba solo esperando que volvieran a buscarlo su hermano mayor y su padre, quienes se encontraban en otro sector de la parroquia junto a un grupo de personas embolsando mercadería con donaciones de Cáritas, la organización de la Iglesia Católica que asiste a las personas en situación de pobreza en todo el país.

El ataque lo tomó por sorpresa y así lo dejó en evidencia el video de una cámara de seguridad en donde se lo puede ver, vulnerable y sin reacción, cuando el asaltante le arranca prácticamente el aparato de las manos.

“Desde hace meses venimos sufriendo robos, tanto pertenencias del lugar como de los servidores que se acercan a colaborar”, dijeron autoridades del templo católico en diálogo con los medios.

En relación al sospechoso y a raíz de la misma grabación se pudo determinar que era un hombre de entre 30 y 40 años, pero llevaba puesto un barbijo que le cubría gran parte de la cara por lo que aún no pudo ser identificado.