El martes por la mañana un escalofriante hallazgo paralizó el mundo de River Plate. Un joven de 19 años apareció muerto en las inmediaciones del estadio. Se conocieron algunos mensajes de tinte suicida que habría publicado en sus redes sociales. 

 

Julián Barrionuevo tenía 19 años y se quedó adentro del Monumental después de la victoria del Millonario ante San Lorenzo por 2-0. Se despertó en la madrugada, llamó a su padre y le contó qué había pasado, para luego argumentar que trataría de salir de allí.

 

Quiso saltar desde la tribuna Belgrano Alta y murió al caer, tratando de escapar del lugar.

 

Días antes de la tragedia, Julián escribió sugerentes mensajes: "Juro que daría cualquier cosa por morirme. No tengo más ganas de vivir. No quiero seguir en esta vida de mierda. Me sale todo mal. Lo único que quiero es morirme y que se vaya todo a la mierda".

 

"Quiero irme bien lejos por un tiempo", "Todo siempre empeora para mí", "Quiero dormir y no despertarme más", "Me odio".

 

Los hechos aún están siendo investigados: el caso está a cargo del Dr. Campagnoli.