Marcelo Macarrón, el único acusado por el crimen de Nora Dalmasso, está internado en terapia intensiva en un hospital de Río Cuarto, según informó su abogado Marcelo Brito.

Macarrón fue hospitalizado “por una dolencia cardíaca” y se encuentra “lúcido”, según Brito.

“Está lúcido y consciente, le están haciendo estudios médicos. Anoche, cuando era llevado para ser internado en el Centro Medico, nos pidió por favor que no cese el debate”, dijo el abogado a los periodistas en tribunales.

La novedad llega en el marco del juicio por el crimen de Nora Dalmasso. Hoy estaba prevista una nueva audiencia en los tribunales de Río Cuarto.

“Al mediodía le van a hacer los estudios para tomar una decisión si deben o no intervenirlo”, dijo Brito. Y agregó que esta mañana mantuvo un llamado telefónico con el viudo donde le ratificó su voluntad de continuar con el debate en la audiencia.

Además, señaló que su defendido está atravesando un “estrés muy grande” y esto le agravó sus complicaciones médicas.

El juicio por el asesinato de Nora Dalmasso

El cadáver de Nora Dalmasso fue encontrado el 26 de noviembre de 2006 en su casa del country Villa Golf de Río Cuarto.

El hombre está acusado por homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria, es decir, está apuntado como el autor intelectual del homicidio de su esposa.

A tres meses del inicio del juicio, las últimas audiencias se centraron en los aspectos más técnicos y fueron clave las declaraciones de los peritos.

Según manifestaron, la víctima fue atacada “de sorpresa” y no se encontraba esperando a nadie la noche del 24 de noviembre que fue atacada, como el propio hijo, Facundo Macarrón, había especulado. Esa teoría de la muerte durante un encuentro consentido es la principal defensa de Marcelo Macarrón.

Uno de los peritos forenses que trabajo en el caso, Ricardo Manuel Cacciaguerra declaró que: “El que la mató usó un doble lazo muy eficaz. Es una técnica poco común que hace que el nudo sea muy corredizo”, señaló.

Además, para Cacciaguerra, las lesiones en el cuerpo de la víctima fueron provocadas por un ataque sexual no consentido. Según el forense, Dalmasso se resistió “pero la fuerza del atacante y la violencia del golpe que la víctima recibió en la zona parietal derecha la dejaron prácticamente indefensa”.

La semana pasada brindaron testimonio Daniel Bonino y Salvador León, dos testigos que ratificaron que Macarrón se hallaba en Punta del Este participando de un torneo de golf cuando ocurrió el crimen de su esposa.

Una amiga de Nora también declaró y defendió al viudo. Lo calificó como “una persona intachable que hace 15 años no vive en paz”