Luego del giro inesperado que tuvo la causa del ataque que sufrió una mujer que fue abusada y empalada en Navidad en una vivienda de Guaymallén, y que dejó a la víctima grave, la investigación avanza y ya tiene a un imputado. Es el joven con quien la persona que está internada mantuvo relaciones.Luego de que el caso recayera en la fiscalía de Homicidios, la fiscal Claudia Ríos comenzó a recibir pruebas y testimonios que daban cuenta de una situación diferente respecto a lo que se dijo en un primer momento.

 


La versión inicial de este hecho, ocurrido en las primeras horas del domingo 25 de diciembre en una casa del barrio Lihué, señalaba que quien había atacado a la víctima, una mujer de 48 años, era su pareja luego de enterarse de que mientras estaban en los festejos navideños ella tenía sexo con un hombre en el baño. 

 

La declaración de testigos en el lugar y un video filmado con un celular sirvieron para empezar a aclarar el panorama. Inclusive, el acusado se presentó en una sede policial para declararse inocente.

 

Los investigadores hasta el momento sostienen que todo comenzó cuando los dueños de casa habían invitado a celebrar la Navidad a amigos y a algunos parientes. Entre los familiares estaba un primo, quien llegó con su novia embarazada y un hermano. Como amigos estaban la víctima y su pareja.
Entrada la madrugada y con todos en estado de ebriedad, la mujer embarazada y su cuñado se fueron. Entre los que quedaron estaba Simón Pedro Mallón (21), quien aprovechó que otro de los asistentes se había quedado dormido y se puso a bailar con su esposa. Minutos después ambos se encerraron en el baño y comenzaron a tener sexo. Otra de las mujeres presentes logró entrometerse y filmar la situación con su teléfono. En un momento Mallón salió del sanitario y fue echado de la casa por su actitud.

 

El hosp

ital donde está internada la mujer

 


La mujer no salía del baño y las demás personas fueron a ver qué le pasaba. Abrieron la puerta y la encontraron ensangrentada. Su marido, que ya había despertado, la subió a una ambulancia y la acompañó al hospital Lagomaggiore.Este hombre fue el primer acusado de las gravísimas heridas que sufrió la víctima.

 

En el sanatorio detectaron lesiones en la vagina provocadas por un palo. Inclusive la policía secuestró del baño un secador de piso. Lo primero que se pensó es que el marido supo de la infidelidad y la atacó.

 

Los testigos dieron otra versión y la fiscal pidió la detención del joven con el que la mujer tuvo sexo. Su arresto se concretó el martes y ayer fue imputado por tentativa de femicidio, delito que prevé de 10 a 15 años de prisión. Mallón ya quedó alojado en la cárcel.
Mientras, la pareja de la víctima por ahora está desvinculada de la investigación y permanece al lado de su mujer en el hospital. La señora atacada evoluciona pero su pronóstico sigue siendo reservado.