EL JUEZ Carlos Rossi liberó a Wagner cuando no debía hacerlo.
EL JUEZ Carlos Rossi liberó a Wagner cuando no debía hacerlo.

La indignación social por el asesinato de Micaela García alcanzó al juez de ejecución de Pena, Carlos Rossi, quien autorizó la salida anticipada de Sebastián Wagner, el acusado del homicidio, a pesar de los informes del Servicio Penitenciario y del Poder Judicial que aconsejaban no hacerlo. Por eso, ayer se sumaron tres pedidos de juicio político para destituir al juez que quedó en el centro de la polémica. Y manifestantes se reunieron en Gualeguaychú frente a la casa del magistrado para expresar su repudio a la decisión judicial.

 

A través de la cuestionada resolución por la cual dejó en libertad a Wagner, el juez Rossi admitió haber recibido una recomendación de no autorizar las salidas. "Sin perjuicio de no contar con un pronóstico positivo de reinserción social -escribió Rossi- dictaminado por peritos, conforme las conclusiones arribadas por los Organismos de Ponderación Penitenciario y Judicial, los que se han apartado de la finalidad que inspira a este Instituto, con argumentaciones subjetivas de difícil refutación, desvirtuadas por las constancias probatorias arrimadas a esta secuencia, Wagner se encuentra posicionado favorablemente para acceder a la soltura anticipada de la manera por él impetrada".

 


El juez Rossi descartó así otras opiniones, como la del fiscal coordinador de Gualeguaychú, Lisandro Beheran, quien había dictaminado en contra de la liberación del violador serial. Para su recomendación, Beheran se basó en los informes del Equipo Técnico Criminológico como el Consejo Correccional de la Unidad Penal Nº 9, como los del Equipo Interdisciplinario del Juzgado.

 

Según la información brindada, Sebastián Wagner fue detenido el 1º de diciembre de 2010, meses después de haber cometido las violaciones. Recibió una condena de 9 años de prisión. Como los plazos corrían desde el momento de la detención, la liberación de Wagner debía darse recién el 1º de diciembre de 2019. Sin embargo, quedó libre en julio del año pasado.

 

Con la noticia del hallazgo del cuerpo de Micaela, algunos legisladores entrerrianos pidieron ayer juicio político contra Rossi. Los diputados que anunciaron que presentarán pedidos para destituir al magistrado fueron Ricardo Troncoso, de la UCR y María Elena Tassistro, del Frente Renovador, de modo conjunto, y -por otro lado-, Rosario Romero, del Frente para la Victoria. El legislador macrista Nicolás Mattiauda, en tanto, formalizó ayer en el Senado provincial un pedido de juicio político contra Rossi.

 

El gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, se sumó a la polémica al afirmar: "Espero que la Justicia pueda llevar adelante las transformaciones necesarias para que esto no vuelva a ocurrir".