Durante el mediodía de este miércoles, la Justicia definió la pena para quienes estaban acusados de participar en el crimen de Yutiel Castro, el bebé de 1 año y 7 meses que murió luego de recibir una trompada.

 

El juez determinó que Jonathan Flores, de 28 años, reciba prisión perpetua. Mientras que su hermano Nahuel Flores, considerado el otro autor del hecho, quien actualmente tiene 19 años pero era menor en el momento del asesinato, fue declarado penalmente responsable, por lo que la causa será enviado al Juzgado de Menores.

 

Las condenas se deben a que a ambos resultaron culpables del delito de homicidio agravado por alevosía, debido al vínculo familiar que tenían con la criatura.

 

"Nahuel Flores golpeó de una manera atroz, cruel, sádica al niño (...) procedió a aniquilarlo y su hermano Jonathan compartió y toleró esa maniobra. La verdad nunca me tocó una situación tan desagradable", aseguró ayer la fiscal del caso, Leticia Ferrón de Rago, al referirse a quienes hoy fueron condenados.