El juez Benedicto Correa procesó a una abogada, a un conocido embaucador y al dueño de un gimnasio por confabularse y cometer una seguidilla de supuestas estafas a través de la compra de 6 vehículos con cheques sin fondos.

En las maniobras engañaron a tres personas con más de medio millón de pesos. Uno de los que daba la cara a la hora de hacer los ‘negocios’ era la supuesta pareja de la letrada, que ya tiene al menos otras 4 causas penales en la provincia y 8 en Córdoba, por los mismos delitos.

El curioso trío de supuestos estafadores estaba conformado por Juan Manuel Jofré (36), conocido porque llegó a embaucar hasta su hermano; la abogada Vanesa De Dax Sanso (44) y Carlos Alberto Parodi (43), dueño de un gimnasio en Pocito, según fuentes judiciales. El juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción, los procesó por estafas reiteradas. Como se trata de delitos excarcelables por ahora continúan en libertad, aunque Jofré está complicado por otras causas.

El modus operandi consistió en la compra de vehículos con cheques, a sabiendas que no tenían fondos

Juez Benedicto Correa - Quinto Juzgado de Instrucción
 

Las maniobras se concretaron entre septiembre y diciembre de 2014 y, de acuerdo a la investigación del juez Correa, se comprobó que cada uno de los acusados cumplió un rol en toda esta trama. Parodi, quien tenía ingresos mensuales por $20.000, abrió cuentas corrientes en dos bancos del centro de San Juan y obtuvo dos chequeras.

Él mismo reconoció en la indagatoria que, posteriormente, entregó entre 70 y 80 cheques a Jofré, quien, junto a la abogada De Dax, se encargaron usarlos para la compra de vehículos sabiendo que esas cuentas corrientes no tenían respaldo, según la acusación.

Uno de los que cayó en la trampa fue Luis Auger, al que engañaron tres veces. El 12 de septiembre de 2014, este hombre entregó un Peugeot 306 a De Dax y a Jofré a cambio de 3 cheques diferidos por $55.000.

A los días, la pareja le compró una Dodge RAM y le entregó 8 cheques, por 230.000. Y posteriormente le compraron una Peugeot 504, con 4 cheques por $55.000. Lo mismo pasó con Fernando Fernández, quien el 15 de octubre de 2014 vendió un WV Pointer a Jofré y éste le pagó con 2 cheques diferidos por $38.000.

El tercer damnificado fue Leandro Boras, que en diciembre de 2014 entregó un BMW a la pareja y a cambio recibió una camioneta Peugeot y cheques, todo por $73.000. Jofré después compró a Boras esa misma Peugeot y le dio cheques por $55.000. En todos los casos, no pudieron cambiar los cheques porque fueron ‘rebotados’ por fondos insuficientes.

 

Embaucador hasta con sus parientes


Juan Manuel Jofré es un estafador serial, con decir que llegó a embaucar hasta su hermano y su cuñada con tal de hacer dinero. De hecho, tiene causas penales en al menos 3 de los cinco juzgados de instrucción.

También lo denunció De Dax, quien era su pareja y ahora está procesada con él, por violencia de género.
Jofré estuvo preso en 2013 por una causa en la que secuestraron 23 vehículos que eran robados o producto de estafas.

En junio de 2014 volvió a caer detenido tras ser denunciado por su hermano, a quien le vendió un Toyota robado, y por su cuñada, que le dio su Peugeot 206 para que lo venda y no lo vio más. En julio del 2015, cuando Jofré fue apresado en Córdoba por agredir a De Dax, se conoció que tenía 8 denuncias por estafas en esa provincia.