Rodrigo Fernández (24) se quedó ayer en la madrugada sin su Fiat 147 que tenía estacionado en inmediaciones de Calvento y Santa Rosa, en Rawson. Según fuentes policiales, alrededor de las 6,30, alguien abrió el vehículo y le prendió fuego en la parte de los asientos traseros. En minutos, el vehículo quedó complemente destruido.