Destruida quedó la Renault Duster en la que viajaba la familia de Misiones. En el lugar quedaron tiradas valijas, almohadas, colchas, cartas y otros juegos con los que, al parecer, los chicos se venían entreteniendo en el largo viaje.

 

 

Una familia oriunda de Misiones que viajaba en camioneta a Mendoza volcó en la mañana de ayer en 25 de Mayo y dos de los seis ocupantes perdieron la vida. Los fallecidos fueron una mujer de 34 años y un niño de 8, quienes salieron despedidos del vehículo y no sobrevivieron a las graves lesiones que sufrieron en el impacto. Todo indica que el conductor se quedó dormido y realizó una maniobra brusca que terminó siendo fatal. Según la Policía, el resto de los heridos estaban fuera de peligro. El policía federal Walter Estepa (32), su compañera de vida y también agente de esa Fuerza Alejandra Lima (33), y sus hijos Liam (8) y Benjamín (7) salieron de su vivienda de la localidad misionera de Candelaria para pasar unos días en la vecina provincia. Al viaje se sumaron el cuñado de Estepa, Alejandro López (39), y su mujer, Vanesa Caballero (34).

Pero los momentos de felicidad que tenían planeados se transformaron en tragedia y lágrimas en cuestión de segundos. Según la versión policial, todo ocurrió a las 7.40, cuando en el km 431 de la Ruta 20, unos 39 km al Este del control policial de El Encón, Estepa se quedó dormido al volante en un tramo recto de la ruta cuando guiaba hacia el Oeste su Renault Duster.

Al parecer, el conductor se cruzó de carril y cuando abrió los ojos pegó un volantazo para intentar retomar su camino, pero la brusca maniobra hizo que la Duster comenzara a dar varios tumbos hasta quedar destruida al costado derecho de la calzada, dijeron voceros policiales.

En las volteretas, Caballero, que aparentemente no tenía puesto el cinturón de seguridad, salió despedida del vehículo, sufrió graves lesiones en su cabeza y falleció prácticamente en el acto.

Un transeúnte cargó al niño en su auto y buscó ayuda médica, pero nada se pudo hacer.


El otro que salió expulsado fue el pequeño Liam. Un hombre que venía un poco más atrás en una combi se paró a auxiliar a la familia y subió al niño para llevarlo al centro de salud más cercano, pero lo cierto es que poco pudo hacer: el nene perdió mucha sangre y murió en el camino tras algunos minutos de agonía, indicaron desde la Policía.

Los cuatro ocupantes restantes terminaron con lesiones menores y fueron atendidos en el Hospital Rawson. Si bien hasta anoche continuaban shokeados, todos están fuera de peligro.

 

Vanesa Caballero (34) perdió la vida en el lugar.

 

Liam Estepa (8) murió cuando lo llevaban al hospital.

 



 

Motociclista chocó y murió a los 3 días


Un motociclista de 30 años chocó contra un auto el pasado viernes en el interior del Barrio Área II, en Caucete, quedó grave y finalmente en la tarde de ayer murió en el Hospital Rawson, informó la Policía.


Todo ocurrió a las 19 del viernes, cuando Darío Rafael Ruarte (foto) circulaba por Coronel Dupuy de Oeste a Este en su Zanella 110cc. A esa hora Marcelo Agüero (67) guiaba su Renault 9 por Salvador María del Carril, de Sur a Norte. Según la Policía, ninguno frenó al llegar al cruce e impactaron violentamente.

Ruarte sufrió graves lesiones, fue trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Rawson y a las 17 de ayer perdió la vida, indicaron voceros policiales.

Agüero es investigado ahora por cometer un homicidio culposo.