Un hombre de apellido Flores, de 69 años, fue condenado este lunes a 10 años de prisión acusado de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo. Según se supo, el hombre manoseó e incluso intentó violar a su hija (15) durante más de un año.

 

El juicio se desarrolló durante la mañana, en la Sala 1 de la Cámara Penal.

 

El fiscal, Gustavo Manini pidió 12 años de prisión. Mientras que, el defensor solicitó la absolución. Finalmente, el Tribunal lo condenó a 10 años de cárcel.

 

Flores es de Caucete y se desempeña como jornalero. Los hechos fueron denunciados en julio de 2014 por la madre de la menor.