Con esta decisión firme, ahora la Justicia tiene que decidir si también lo libera por tenencia de droga. En paralelo, avanza una causa por abuso sexual por la denuncia de una modelo.

 

El momento del traslado del anestesista


Belén Torres está internada con la cara desfigurada, la espalda rota y un oido que apenas escucha, pero para la Justicia no es motivo para que el anestesista Gerardo Billiris esté preso. Por eso, ordenó la excarcelación del hombre de 40 años que golpeó brutalmente a esta joven de 20 años. Se habían conocido en la red social Tinder, él le dio trabajo y se juntaban para drogarse.