Un nene de 10 años mató a su hermanita de 6 mientras jugaban en una vivienda de Cañuelas a la que su abuelo los había llevado para que lo acompañaran mientras hacía trabajos de albañilería en el lugar.

 

El hombre los había dejado jugando solos hasta que escuchó el estruendo y se encontró con el peor escenario.
 

La nena de seis años estaba tirada en el piso en medio de un charco de sangre, mientras que el otro nene quedó inmóvil con una carabina calibre 22 en la mano. Todo ocurrió en cuestión de segundos. La causa quedó caratulada como homicidio culposo.


El abuelo de los menores de 65 años llamó al 911 para que la policía y la ambulancia para que lograran asistir al lugar pero la nena murió en el acto ya que la bala había impactado de lleno en la cabeza.