Un macabro hecho ocurrió en la ciudad de Talty, Estados Unidos, luego de que una abuela de 71 años perdiera la vida en su casa. La mujer se encontraba con sus nietos de 5 y 7 años, que no sabían cómo desbloquear el celular ni dónde se estaban las llaves de la casa, por lo que durante una semana tuvieron que convivir con su cuerpo.

Según informaron los medios locales, todo sucedió a principios de septiembre, pero la noticia se conoció recién este martes. Connie Taylor tenía 71 años y nada hacía pensar que pudiera fallecer. De acuerdo a la autopsia que se le practicó, su muerte fue por causas naturales.

Desde el momento en que murió hasta que fueron rescatados pasó una semana y en este lapso de tiempo los niños pudieron alimentarse por sí solos gracias a que había suficiente comida en la casa.

La suerte de los pequeños empezó a cambiar cuando las autoridades del colegio empezaron a preocuparse porque no estaban asistiendo a clases. “Siempre hablábamos con esta mujer y cuando notamos que no nos estaba respondiendo supimos que algo malo estaba pasando”, declaró una de las fuentes en diálogo con la prensa.

Tras hacer la denuncia, la policía fue hasta la casa de la abuela, donde encontraron el cuerpo y a los niños. Los pequeños llevaban 1 año viviendo con su abuela, aunque no se especificó si el motivo de esto fue el fallecimiento de sus padres o la pérdida de la custodia.

Las autoridades aclararon que los chicos se encuentran en buen estado, que actualmente están en un hogar de tránsito y que uno de los hijos de Connie Taylor empezó los trámites para poder adoptarlos.

Fuente: Metro