En el Anivi se concretó la polémica denuncia sobre un presunto abuso a una nena. Buscan confirmar o descartar la versión.

 

Una maestra jardinera quedó en el centro de una investigación penal, luego de que la mamá de una nena dejara asentado en una denuncia en el Centro Integral de Abordaje de Menores Víctimas, Anivi, una revelación preocupante que le realizó su hija. Según fuentes judiciales, la mujer precisó que su pequeña le mencionó, en dos ocasiones, que una docente (no sería la responsable de la salita a la que concurre), le tocó los genitales "con un palo". Si bien la información no fue confirmada, anoche circuló con fuerza que la escuela donde habría ocurrido el polémico caso pertenece al ámbito privado.

De todos modos, como el Ministerio de Educación es quien controla y regula cómo trabajan los organismos educativos, públicos y no, ya tomó intervención en el asunto con la participación de profesionales de distintas ramas y también con un sumario administrativo interno para saber, con precisión, qué pudo ocurrir y si es necesario o no tomar alguna medida contra la docente señalada.

Esa es también la idea del fiscal subrogante Iván Grassi y del juez Guillermo Adárvez (Tercer Juzgado de Instrucción). Informalmente, se supo que ya están en marcha varias medidas de prueba para establecer si existió o no una maniobra delictiva contra la menor.

El informe médico y el de los psicólogos sobre el estado de la nena son claves en la investigación

Entre esas medidas se incluye la revisación de la niña con un médico que determinará si presenta o no lesiones. Y otros informes, principalmente, la entrevista de la menor por expertos en psicología del Anivi.

Los resultados de esas pruebas son claves en el futuro de la investigación, pues indicarán si corresponde o no atribuir algún delito a una persona. Y, en caso de ser así, se podrá conocer si ese eventual sospechoso es justamente la maestra apuntada en la denuncia.


 

El caso que terminó con sobreseimiento

 

El 30 de noviembre del año pasado, una maestra jardinera de una escuela pública de Capital, Cecilia Márquez (47) que llegó a pasar detenida un día de setiembre, tras ser denunciada por dos padres por el supuesto abuso sexual de una nena y un nene, ambos de 5 años, fue desligada con un sobreseimiento definitivo por el juez Guillermo Adárvez, el mismo que ahora deberá resolver si existe o no delito.

La decisión del magistrado se produjo luego de cotejar las versiones de los padres de los chicos con el relato de los propios chicos en Cámara Gesell. Los psicólogos concluyeron que en el caso de la nena, pudo adaptar su relato al de su madre por el temor que le tenía. Y en el caso del varón se evaluó que pudo ocurrir lo mismo, pues el niño nada dijo ante los psicólogos.

El caso había provocado un escándalo cuando Márquez fue detenida en la escuela a la que concurría, en Villa del Carril, Capital. Entonces se supo también que supuestas víctimas ni siquiera eran alumnos suyos y como medida preventiva se le prohibió ingresar a su escuela.

La docente siempre negó haber sometido a los niños a conductas invasivas como las que se describían entonces, como bajarles la ropa y tocarles la cola. Y luego de una detallada investigación que incluyó también el análisis de psicólogos sobre el relato de los papás de ambos nenes, se concluyó que la docente era inocente.