Jessica S., de 22 años, conducía su moto Corwen 110 en la intersección de Rivadavia y Constituyentes Provinciales, en  Puerto Madryn, provincia de Chubut, cuando fue interceptada por una camioneta Peugeot Partner que impactó de lleno contra ella. Lo peor, es que además de ser víctima del accidente vial, un joven del barrio, en vez de ayudarla, aprovechó que ella estaba convaleciente para robarle sus pertenencias.

Debido a la gravedad de las heridas, la joven fue trasladada al hospital local donde quedó internada. Al recuperarse, notó una ausencia en su bolsillo: le faltaban el celular Samsung y la billetera. Fue una filmación de una cámara de seguridad la que reveló la identidad del joven que se se había apropiado de los objetos de la víctima antes que esta saliera despedida de la moto. 

El fiscal Jorge Bugueño logró identificar al acusado: se trata de Braian Rodríguez, un joven vecino de la zona. Ahora, el sospechoso se lo imputará por el delito de hurto calamitoso, previsto en el Código Penal para quien toma cosas ajenas sin la voluntad de su dueño, aprovechando la ocasión de un incendio, accidente u otra desgracia. La pena que enfrenta es de 1 a 6 años de prisión.

Braian Rodríguez no sólo quedó filmado llevándose el teléfono sino que también fue reconocido por un vecino de la zona que fue un testigo clave para dar la descripción del imputado, cuya cara no se ve en el video.

Además, el imputado cometió un error de principiante, ya que insertó un chip en el teléfono de Jessica y comenzó a hablar. No obstante, el informe de la empresa de telefonía móvil reveló que el IMEI vinculado al teléfono de Jessica dos días después del accidente estaba a nombre de Braian Rodríguez.

De tal manera, el domicilio de Rodríguez fue allanado por la Policía provincial. Allí, efectivamente, estaba el teléfono de Jessica, según confirmaron fuentes con acceso al expediente. El equipo que le fue robado a la chica cuando estaba herida fue incautado.