Una estudiante de 16 años de edad fue abusada sexualmente por un hombre armado cuando caminaba por la calle Patricias Mendocinas de Ciudad, a muy pocos metros de la Plaza Independencia.

 

El caso es investigado por la fiscal de Capital, Virginia Rumbo, quien desde noviembre es una de las integrantes de la nueva Fiscalía de Delitos Contra la Integridad Sexual. 

 

La magistrada tomó las primeras medidas de caso, entre ellas decretar el secreto de sumario. 

 

Por otra parte, desde el Ministerio de Seguridad confirmaron el hecho y afirmaron que están trabajando en el esclarecimiento del caso.

 

El ataque sexual ocurrió cuando la estudiante caminaba por las inmediaciones de la plaza Independencia y se dirigía a la casa de su madre.

 

La chica habló con su madre para avisarle que iba llegando y cuando transitaba por la calle Patricias Mendocinas, fue abordada por un hombre que, amenazándola con una arma de fuego, la introdujo a un ingreso lateral del colegio Normal Tomás Godoy Cruz, ubicado junto a un jardín de infantes.

 

Allí, protegido por la oscuridad y amenazándola con el arma la abusó por espacio de media hora y luego se fue, llevándose la mochila de la niña.

 

La situación no fue vista por ninguna persona, pese a haberse producido a pocos metros de la céntrica plaza y de un local de comidas rápidas con amplias vidrieras iluminadas, según pudo constatar ayer Los Andes. 

 

Tras el ataque, la joven se repuso y logró llegar por sus propios medios a la casa de su madre y le contó lo sucedido. La mujer llamó al padre de la chica y, juntos, fueron hasta un hospital donde se le administró el kit de profilaxis para casos de abuso sexual. 

 

En ese momento el caso fue denunciado en la guardia policial por lo que el hecho fue puesto a consideración de la Oficina Fiscal 1 de Capital.

 

Ante el ayudante fiscal, la joven dio datos sobre el agresor, un hombre de 40 años a quien pudo describir en detalle. 

 

En la mañana de ayer, la víctima fue llevada por sus padres al Cuerpo Médico Forense, donde se constataron las lesiones. Al cierre de esta edición no se había producido ninguna detención por el grave suceso. 

 

El hecho se produjo el martes por la noche, cerca de las 23, cuando la adolescente se dirigía a la casa de su madre que vive en el microcentro.