El "Tango Buenos Aires, Festival y Mundial", organizado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, ofrece un programa gratuito de recitales, exhibiciones, clases y una feria de productos temáticos, hasta el 23 de este mes; claro que la gran atracción es la tradicional competencia de baile para sacarle viruta al piso. Miles de parejas de todo el mundo arribaron a la capital porteña para ser parte del evento, en el que concursarán en las categorías de Tango de Pista y Tango Escenario. Se espera superar la convocatoria 2016, cuando participaron 650 mil personas.


El encuentro, que cumple sus 15 años, comenzará con las rondas clasificatorias mañana en la Usina del Arte (en el barrio de La Boca) En tanto que las semifinales serán el 19 y 20 y las finales -de donde saldrán los Campeones Mundiales de Pista y Escenario- se llevarán a cabo el 22 y 23 en el Luna Park.


En el plano de los conciertos, en esta oportunidad, entre sus producciones especiales, se presentará la Suite Piazzolla, a 25 años de la muerte del bandoneonista marplatense.


En homenaje a las viejas generaciones, se celebrarán aniversarios de diversas agrupaciones y artistas como los 15 años del Trío Agri-Zárate-Falasca; el del cantor Raúl Lavié, próximo a cumplir sus 80 años que hará dupla con el bandoneonista Walter Ríos; Guillermo Fernández y sus 50 años en el canto; los 55 años de carrera de Amelita Baltar; los 50 de música de Juanjo Domínguez y el reencuentro del grupo Nuevos Aires a 35 de su formación.


Entre las jóvenes propuestas apareció una nueva sección llamada Miradas de Mujer, destinada a destacar intérpretes y compositoras que abren nuevos caminos en esta expresión; y la organización dio lugar a maestros contemporáneos como Horacio Romo (bandoneón) y Ramiro Gallo (violín);y agregó una serie de programas infantiles, para acercar la música popular ciudadana a los más pequeños.


También se abrió el abanico a 33 diferentes sedes en centros culturales, teatros y bares, además de su típico escenario en la Usina del Arte.


A la figura de Aníbal Troilo, enlace entre el 2x4 clásico y el movimiento de vanguardia, se le rindió tributo el jueves, con un concierto del veterano Osvaldo Piro y su Orquesta a modo de apertura.