El mal que aqueja a otros cuatro conocidos presidentes latinoamericanos, lamentablemente también dará que hablar en Argentina. Ayer, casi entrada la noche, el vocero oficial informó que la presidenta Cristina Fernández tiene cáncer de tiroides por lo que será operada el miércoles 4 de enero en el Hospital Austral de Pilar.

Según el comunicado oficial, la mandataria estará convaleciente alrededor de 20 días por lo que tomará licencia y será remplazada al frente del Gobierno por el vicepresidente, Amado Boudou.

El tumor, cuyo nombre científico es "carcinoma papilar', está alojado en el lóbulo derecho de la glándula tiroides de Cristina, y según los estudios médicos, "está encapsulado en la glándula y no presenta metástasis. Esto es muy importante clínicamente ya que se puede extirpar completamente ya no ha llegado a afectar a otros órganos lo que anticipa un muy buen pronóstico de recuperación. Incluso los oncólogos coinciden en que se trata de una "enfermedad curable' si es detectado a tiempo como sería este caso y recibe el tratamiento adecuado.

El oncólogo Mario Bruno, matrícula nacional 36.018, explicó a TN que el tratamiento al que será sometida la mandataria consistirá en "remover el lóbulo afectado", y afirmó que si la información es tal como fue difundida oficialmente, "no debería tener ningún otro tipo de problemas" a futuro

El comunicado oficial que dio cuenta del tumor que padece Cristina señala que "se detectó la existencia de un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides. Debido a ello en el día de hoy se efectuaron los estudios específicos y se constató la ausencia de compromiso de los ganglios linfáticos y la inexistencia de metástasis. Se concluye que la localización de la enfermedad se halla circunscripta a la mencionada glándula. Para el tratamiento de la misma, se realizará una intervención quirúrgica". Especificó que el cirujano será el doctor Pedro Saco, titular del Servicio de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología 'Angel H. Roffo' de la Universidad de Buenos Aires y del Departamento de Cirugía del Hospital Austral donde se realizará la intervención.

Según un comunicado de la Unidad Médica de la Presidencia, la jefa del Estado fue sometida a un "control de rutina" el jueves último 22 de diciembre, allí se detectó la existencia del tumor. Tras conocer la noticia, Cristina viajó rumbo a Río Gallegos para pasar junto a sus hijos la Nochebuena y Navidad.

Durante la jornada de ayer se le realizaron a la mandataria los estudios prequirúrgicos y se programó la intervención, con un tiempo probable de internación de 72 horas y convalecencia de 20 días.

Por su parte, la secretaría General de la Presidencia se encargó - a través de otro comunicado leído también por Scoccimarro-, que Boudou quedará a cargo del Poder Ejecutivo el tiempo que dure la licencia de la mandataria. De todas maneras, la dependencia que preside Oscar Parrilli ratificó que Cristina Fernández tendrá actividad oficial normal que incluye un acto que compartirá con los gobernadores -ver página 17-.

La noticia sobre el estado de salud la mandataria argentina recorrió el mundo rápidamente, especialmente los medios latinoamericanos y españoles. Además, copó todos canales de noticias argentinos.