El presidente de la Corte de Justicia, Guillermo De Sanctis, afirmó esta mañana que el esperado sistema acusatorio estará disponible antes de agosto del año que viene. De esta forma, la investigación penal dejará de estar en manos de los jueces para pasar a la órbita de los fiscales. 

"El fiscal de la causa hace toda la investigación junto a la policía. La Ley ya está en la Legislatura. Estamos trabajando en lo edilicio. Es importante, es un cambio paradigmático. Estamos trabajando para refuncionalizar nuevamente el edificio 25 de mayo. Es probable que traslademos biblioteca y archivo a un inmueble cercano a Tribunales y así en el subsuelo de Tribunales poner algunas dependencias. También necesitamos salas de audiencia y una oficina judicial", dijo en declaraciones al programa 'A todo o nada', de Radio Sarmiento.

"La meta es arrancar con esto abril, mayo, pero no lo puedo asegurar. Pero del 31 de julio no pasa", agregó.

De Sanctis señaló que se puede comenzar con 20 fiscales, de los cuales ya hay unos diez en el Poder Judicial. "Se puede llamar a concurso por el resto. Las salas de juicio están, se puede utilizar parte de los camaristas".

El cortista dijo que los fiscales estarán distribuidos en toda la provincia, "comenzando por los delitos más graves: homicidios, abusos sexuales muy ultrajantes y agravados, robos, delitos contra la propiedad sumamente graves, delitos contra la administración públicas y de funcionarios públicos".

De todas formas, De Sanctis aclaró que el número de 20 fiscales "es un techo, pueden ser menos".

El sistema acusatorio representa un cambio de paradigma dentro de la administración de justicia, el cual ha sido trabajado por la Corte de Justicia, el Ejecutivo y el Legislativo. Es que, con el cambio, los jueces de primera instancia, hoy de Instrucción y Correccional, pasaran a conformar un Colegio de Jueces encargados de controlar las garantías constitucionales de las causas.

A su vez, las Cámaras de Apelaciones se transformarán en Tribunales de Impugnaciones, mientras que los fiscales estarán desplegados en el territorio, para actuar de manera inmediata ante un delito. Así, de acuerdo al proyecto, serán necesarios: dos nuevas fiscalías de cámara; cinco jueces y 27 fiscales de primera instancia; 12 defensorías oficiales; 56 cargos de secretarios del Ministerio Público Fiscal y 91 puestos administrativos. Además de 70 personas entre personal técnico y cargos auxiliares.