La embajada de Estados Unidos en Buenos Aires destacó "la falta de respeto por los límites institucionales en la cultura política de Argentina" en un cable enviado a Washington con motivo del relevo de Martín Redrado de la presidencia del Banco Central (BCRA) en enero del año pasado, revelado por Wikileaks y publicado ayer por el diario "El País" de España.

"La crisis demuestra, una vez más, la falta de respeto por los límites institucionales en la cultura política de Argentina", afirma el despacho, en el cual se observa a "los Kirchner y sus asociados" actuando con "furia y paranoia". "Apenas días después de que el Gobierno argentino arremetiera contra -Arturo- Valenzuela (Subsecretario de Estado de EE.UU. para América Latina) por hacerse eco de las preocupaciones que le hicieron llegar representantes de compañías estadounidenses, sobre la inseguridad jurídica argentina, los Kirchner procedieron a probar la verdad de esas preocupaciones", es el texto que sigue.

El cable de la delegación norteamericana en el país, a cargo de la embajadora Vilma Socorro Martínez, publicado por el matutino español, indica también que la remoción de Redrado a comienzos de 2010 se produjo "desacatando abiertamente las prerrogativas del Congreso, que como está legalmente establecido, intentan evitar que el Gobierno disponga a voluntad de las reservas del Banco Central".

Otro cable publicado en el diario da cuenta que Redrado no renunció a la presidencia del Banco Central sino que fue despedido por el Poder Ejecutivo. El registro (en inglés) precisa que el ministro de Economía, Amado Boudou le dijo al entonces funcionario "You're fired" (estás despedido).

El cable reseña además que "la mayoría de las reacciones al nombramiento de Mercedes Marcó Del Pont (en reemplazo de Redrado) han sido negativas, y muchas se centran en su supuesta falta de experiencia en macroeconomía y política monetaria".