Acuerdo. El gobernador Uñac y el primer Ministro Hariri acordaron que en los próximos tres meses definirán en qué puede invertir El Líbano en San Juan.

 

El viaje que hizo esta semana el gobernador Sergio Uñac a la República de El Líbano tuvo ayer su parada más importante. Tras una reunión que el mandatario mantuvo con el primer ministro de ese país, acordaron que las autoridades libanesas estudiarán los proyectos que llevó Uñac y trazarán planes de inversión en tres áreas productivas clave de San Juan: la exploración minera, la generación de energías alternativas y el mejoramiento de comunicaciones a través de fibra óptica.

El primer Ministro libanés, Saad Hariri, recibió a Uñac en su propia casa, convertida de momento en un verdadero búnker electoral donde casi 200 personas terminaban de analizar encuestas y cerrar campañas con vistas a las elecciones parlamentarias del próximo domingo. En medio de ese ajetreo, Hariri se dio tiempo para hablar con el sanjuanino y mantener una audiencia de más de una hora.

Según informaron fuentes de Gobierno, Uñac llevaba consigo una carpeta para mostrar todas las aristas interesantes de la provincia que pueden resultar atractivas a los ojos de los inversores. Al gobernador le sorprendió lo que el primer Ministro le dijo de arranque: "Yo te conozco, conozco de San Juan porque la comunidad libanesa es muy importante allá, y también porque para nosotros San Juan es un mercado estratégico".

Fue en ese marco que se definieron las tres áreas de producción y tecnología sobre las que más pondrán la lupa los libaneses para invertir.

Descendientes

1,5 millones de descendientes de libaneses viven en Argentina. En San Juan, es la tercera colectividad más importante. El propio Uñac tiene ascendencia libanesa por parte de madre.


Durante el encuentro, Hariri se comunicó con el ministro de Economía de la república y dio directivas para que el equipo de esa cartera se ponga a analizar de inmediato las posibilidades de negocios. Acordaron con Uñac que en un plazo no mayor a tres meses ya habrá novedades concretas con participar económicamente en la producción sanjuanina.

Pero la conversación no se cerró allí. Analizaron que El Líbano importa muchos artículos que San Juan produce, como tomate y carne. Inclusive el país oriental produce aceite de oliva y vinos sólo para consumo interno, pero le interesa poder ampliar los stocks para distribuir en el resto de Oriente Medio, de modo que eso también podría ser un terreno fértil para las negociaciones con esta provincia.

Hariri es reconocido por su rol estratégico en el gobierno libanés en dos temas clave: mantener relaciones de armonía y paz a nivel político puertas adentro de su nación, y ser el principal promotor de los intercambios comerciales con Europa y los países del resto del mundo. Muchos le atribuyen además haber heredado la habilidad para los negocios de su padre Rafiq Hariri, quien llegó a ser el quinto hombre más rico del mundo y murió asesinado en un atentado durante enfrentamientos en Beirut.