En el marco de la política habitacional de la gestión uñaquista, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) pondrá a la venta entre 300 y 350 lotes en Rawson y Santa Lucía para todos aquellos interesados en levantar una casa y que cuenten con cierta capacidad económica para encarar la financiación. En el Gobierno están afinando los detalles del novedoso plan, ya que la idea es lanzarlo en junio.

El objetivo es que aquel que consiga el terreno bajo esa mecánica, después pueda construir la casa a través de los créditos que otorga el organismo.


Programa en estudio 

Desde hace más de un año que en el Ejecutivo local vienen evaluando la implementación de un nuevo plan para construir edificios en terrenos públicos. Uno de los terrenos que está en estudio es el del actual cuartel de Bomberos, en Capital. Desde el IPV explicaron que hasta el momento no está confirmada su puesta en marcha, pero que el programa no está descartado. 

 

La medida forma parte del plan que viene llevando a cabo el Gobierno de Sergio Uñac para brindar soluciones a los que persiguen la casa propia.

Esta línea en particular apunta a un sector de la sociedad que está buscando un terreno para edificar y hoy no puede hacerlo porque las condiciones de mercado no se lo permiten, pero que sí puede enfrentar cuotas más accesibles.

El interventor del IPV, Martín Juncosa, confirmó que “tenemos dos terrenos en trámite de compra. Uno de ellos está Santa Lucía y el otro en Rawson. Lo que ahora estamos definiendo con el ministro (Julio Ortiz Andino) es cómo va a ser el mecanismo para vender lo lotes”.

Desde el organismo calcularon que los dos terrenos suman entre 300 y 350 lotes, los que estarán a disposición para su comercialización. Con esa cantidad, el Gobierno comenzará con la primera etapa y si la demanda es la adecuada y el sistema funciona sin problemas, lanzarán una segunda fase, indicó Juncosa.

Los montos de los lotes aún no están definidos, dado que faltan detalles que hacen a su valor. Una vez que el Ejecutivo tenga en su poder los terrenos de Rawson y Santa Lucía, debe hacer la división en lotes y dotarlos de servicios básicos como son la apertura de calles y la instalación del servicio eléctrico y agua potable.

Con esos trabajos terminados, el IPV tendrá un valor estimado para cada uno de ellos, pero “serán accesibles porque la intención del programa no es ganar dinero, sino dar una herramienta al sanjuanino que quiera comprar un terreno y construir una casa”, resaltó Juncosa.

Por otro lado, un equipo del IPV está trabajando en el diseño del mecanismo: la tasa de interés que se aplicará, la cantidad de cuotas y los requisitos que deberán reunir los postulantes que quieran anotarse.

Otro punto clave que establecerán es que el Estado fijará algún tipo de garantía para asegurarse que el interesado se comprometa a cancelar el lote.

En el caso de que la cantidad de inscriptos supere el número de terrenos, el organismo también definirá el procedimiento para seleccionar a los ganadores. Uno de los mecanismos en carpeta es que los lotes se sorteen entre los que cumplen las condiciones.

Algo que sí definieron en el IPV es que no será una gran cantidad de cuotas las que el comprador tenga que abonar para cancelarlo, ya que el Gobierno quiere que también tenga la posibilidad de adquirir un crédito individual para construir su casa (ver recuadro) y que la persona no esté años para completar los dos trámites.
 
Además, los que quieran comprar un lote deberán cumplir con el requisito de contar con los recursos mínimos para afrontar una cuota, ya que de no tenerlos, el organismo tiene otras alternativas, como el sorteo de casas. Y también habrá un techo de ingresos y los que estén por arriba no podrán participar, ya que se entiende que podrían adquirir un terreno por otras vías.

 

Operatoria Individual



El IPV tiene a disposición de los sanjuaninos créditos accesibles para la construcción de casas. Se trata de la llamada operatoria individual, que apunta a aquellos interesados que cuenten con un terreno a su nombre.

Los montos de los préstamos que actualmente se entregan fueron actualizados a fines del año pasado y ya están operativos.

Los créditos experimentaron un incremento del 25 por ciento con respecto a 2016, por lo que ahora se puede acceder a valores de entre 530 mil pesos a 750 mil pesos como máximo, que se pueden devolver a 20 o 30 años respectivamente.

Además, las tasas de interés anual son de entre el 5,5 y 6,5 por ciento de acuerdo a estos montos. Para acceder, el grupo familiar debe contar con un ingreso mínimo de 15.047 pesos, lo que alcanza para una casa de 1 dormitorio con una cuota mensual de 3.010 pesos.

 

Entrega de casas



600 Es la cantidad de viviendas que el Ejecutivo tiene para entregar en los próximos dos meses. Se trata de barrios que están listos y se encuentran repartidos en distintos departamentos.