En conjunto. Al acto asistieron los referentes de los tres poderes del Estado: el Gobernador, el titular de la Legislatura, miembros de la Corte y el jefe de la Fiscalía.


En un acto en el que el Ministerio Público Fiscal y la Policía dieron a conocer el trabajo en conjunto para enfrentar el nuevo procedimiento de Flagrancia, el mecanismo de enjuiciamiento exprés para delincuentes atrapados in fraganti, hubo duros cuestionamientos al tradicional sistema penal sanjuanino. El fiscal General, Eduardo Quattropani, habló de un “atraso absolutamente insostenible”, mientras que el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, hizo hincapié en “el fracaso” del mismo. Aunque las críticas no tuvieron nombre y apellido, se lanzaron frente a quien está ejerciendo la presidencia de la Corte de Justicia, Humberto Medina Palá. El máximo tribunal, como principal responsable en la administración de ese servicio, carga sobre sus espaldas las quejas de todos los actores por su falta de iniciativa y el letargo en el que ha puesto al sistema durante años.

Quattropani remarcó que la decisión política de la gestión uñaquista de poner en marcha el fuero de Flagrancia producirá “el cambio más fenomenal en los últimos 20 años en el sistema penal sanjuanino”. La mención a la cantidad de tiempo no fue casual, ya que es el lapso que tuvo la conformación histórica de la Corte, que tuvo un recambio a principio de año con el ingreso de Guillermo De Sanctis. El jefe de los fiscales además resaltó que es un cambio extraordinario porque es una de las modificaciones “en los últimos años pensado en la gente”.

Por su parte, Baistrocchi resaltó que Flagrancia surge “de las necesidades de la gente y de un sistema defectuoso que nunca terminó de andar”. En ese marco, puso como ejemplo el caso de un delincuente que tenía 38 causas abiertas y que en ninguna de ellas se había llegado a una resolución judicial.

El gobernador Sergio Uñac también reconoció que el sistema actual “no estaba cumpliendo con el objetivo para el que fue creado, que quien delinque termine cumpliendo alguna condena o sea absuelto”. Aunque indicó que la puerta giratoria en la que se ven los delincuentes es “atribuible al Estado, al poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial”.

¿En qué radica el cambio? Hoy, todas las causas penales son investigadas y resueltas por los jueces, pero con Flagrancia, serán los fiscales quienes llevarán la instrucción y los magistrados dictarán sentencia. Eso sí, el procedimiento se aplicará a los sujetos que son atrapados por la Policía cuando están cometiendo el delito y serán juzgados en un lapso de 10 días hábiles. 

El fuero está compuesto por cuatro jueces, cuatro fiscales y cuatro defensores oficiales, que trabajarán en el inmueble ubicado en calle Maipú antes de Aberastain, en Capital, el cual será inaugurado el martes. De todas formas, el mecanismo arrancará el 1 del mes que viene. Quattropani explicó que Daniel Guillén y Fabricio Médici serán los fiscales coordinadores, ambos a cargo de la parte operativa, y que además estarán 12 fiscales ayudantes que tendrán asiento en comisarías determinadas para cubrir amplias zonas. También remarcó que los agentes del Ministerio Público estarán disponibles las 24 horas (Ver claves).

 

Claves
 

Aplicación

La Policía atrapa a una persona cometiendo un delito y se comunica con el fiscal ayudante. En Flagrancia hay dos audiencias y en 10 días hábiles tiene que haber sentencia.


Aliados estratégicos

Los fiscales Guillén y Médici explicaron que se reducirán las declaraciones de los testigos. En cuanto a las víctimas, serán requeridas lo estrictamente necesario para no sobrecargarlas.