El concejal capitalino Jorge Godoy avanza con su candidatura a la presidencia del bloquismo de la mano de la actual titular del partido, Graciela Caselles, sobre la que aseguró que lo está acompañando, pese a que ella había indicado que se iba a mantener al margen. Así, el tándem salió a la caza de los históricos disidentes a la alianza con el justicialismo, por lo que cada uno ya hizo contacto con Juan Domingo Bravo y César Aguilar, por citar a algunos exponentes. Es más, el primero de ellos habló de una construcción en el espacio Juntos por el Cambio, lo que fuera Cambiemos en su momento, una sociedad que en la provincia nuclea a Producción y Trabajo, el macrismo, Actuar y la UCR. Inclusive, el propio Godoy reconoció que "puede ser" una coalición en ese sentido, aunque aclaró que la definición se dará más adelante.

El cuestionamiento a la unión con el PJ no es nuevo en el bloquismo, el tema es que la ruptura es encarada por la propia Caselles, quien llegará a los 16 años como diputada nacional fruto de esa alianza que ha venido promoviendo. La presidente ahora dice que el partido tiene que ser una alternativa por la que ha estado trabajando, en sintonía con el mensaje de Godoy, quien también llegó a su cargo de concejal por el frente oficialista Todos. Este destacó que "no me cabía dudas" de que la legisladora "me iba a acompañar, porque me lo venía manifestando" y que "sin dudas que va a tener un lugar en el armado".

Enfrente está Luis Rueda, titular de la Convención que va por el máximo cargo. El subsecretario de la Unidad Gobernación sostiene la sociedad con el peronismo que conduce Sergio Uñac y cuenta con el respaldo de al menos dos diputados provinciales, los tres intendentes bloquistas, concejales y dirigentes departamentales.

En un principio se habló de un acuerdo en el que Caselles había ungido a Rueda como su sucesor, pero los seguidores de este último aseguran que, en realidad, la diputada nacional siempre puso trabas en el camino y fogoneó candidatos por lo bajo. El propio titular de la Convención había dicho que el quiebre con la presidente era total.

Luego de que se acordara la elección para el 29 de noviembre, siempre y cuando lo permita la situación sanitaria por el coronavirus, salieron a la luz los movimientos de Godoy y Caselles. El primero dijo que "hemos buscado a las personas que coinciden en la idea de ser una alternativa y encontramos eco en el bloquismo disidente". A su vez, Bravo reconoció que habló con la diputada nacional, a quien enfrentó y con quien perdió en la interna de 2012, cuando ambos estaban en veredas opuestas. Ahora, como "Graciela está decidida a que el partido tome otro camino", según Bravo, se han mostrado juntos con Godoy en recorridas partidarias. Fue el más contundente a la hora de hablar de una sociedad con Cambiemos, mientras que Aguilar no lo descartó, quien también dijo que ha tenido diálogo con el concejal y Caselles y que "estaría de acuerdo con lo que ella plantea, siempre y cuando haya algún reflejo de que va en esa línea".