Punta. La Planta de Verificación se inauguró en 2014 y está en el barrio San Martín (foto). Ahora construirán una nueva y debe estar ubicada en Rawson o Pocito.

 

Desde el 1 de marzo, en la Planta de Verificación oficial, en Capital, no sólo se controlará el motor y chasis de un vehículo sino también el grabado de autopartes que impulsó la gestión uñaquista para reducir el robo de movilidades. Para aliviar la tarea y recibir principalmente a las unidades de mayor tamaño, como camiones y colectivos, se levantará otra sede en Rawson o Pocito. Esa es la obligación que tendrá la Cámara Argentina de Grabadores de Autopartes de Vehículos Automotores y Motovehículos o alguna de las empresas que integra la entidad, que deberá alquilar o comprar el inmueble en alguno de esos departamentos y construir las instalaciones, ya que tendrá la concesión del servicio, explicó el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi.

El alfil uñaquista manifestó que firmarán un convenio con la Cámara entre esta semana o la que viene, en el que se dejará establecido que tendrá plazo hasta junio de este año para poner en marcha la nueva planta. En el acuerdo también se definirá que la entidad tenga en comodato el edificio de la Planta de Verificación del barrio capitalino de San Martín. En ese marco, la propia Cámara o alguna de las empresas asociadas brindarán el servicio de control de chasis, motor y grabado de autopartes. Como contraprestación, la provincia recibirá el cuatro por ciento de todo lo que se facture en un mes, en concepto de canon.

La movida está en el marco de la ley de grabado de autopartes que impulsó el Ejecutivo. La norma establece que a partir del 1 de marzo, toda persona que compre un auto 0 kilómetro o un usado debe estampar el dominio en el lateral externo de todas las puertas, en la parte interior y superior del capot y en el sector interior y superior del baúl. En las motos, en al menos las tres partes más relevantes de la unidad. El grabado también incluye los vidrios. La medida apunta a desarticular el negocio del robo de vehículos para su posterior desguace y venta ilegal de las llamadas autopartes. En los vehículos de cuatro ruedas, se trata de una acción preventiva, ya que los índices delictivos han venido en baja en ese rubro en 2017. Así, la mira está centrada en las motocicletas, dado que los delincuentes están robando poco más de 1.000 por año, según las cifras oficiales. El número refleja que en San Juan se sustraen tres motos por día, pero la estadística está lejos de la media nacional, que es de 25 por día. No obstante, Baistrocchi, resaltó que la idea es bajar la cifra.

El grabado de autopartes se hará a través de la Cámara de Grabadores o alguna de sus empresas homologadas y los controles estarán en la planta de Capital y en la que se construirá en Rawson o Pocito. El ministro de Gobierno adelantó que el estampado será una sola vez, durante la vida útil del vehículo, y cuyo costo será de alrededor de 800 pesos para las movilidades de cuatro ruedas y de 400 para las de dos.

El requisito será esencial para pasar por las plantas verificadoras y luego anotar la movilidad en el Registro Nacional del Automotor, con el que la provincia firmará un convenio. Si no se hace el marcado, no se podrá transferir el vehículo. La medida también apunta a que en cinco años, todos las unidades estén grabadas (ver claves).

 

  <

strong>Claves

 

  • Vigencia

A partir del 1 de marzo, los que compren un auto o una moto 0 kilómetro o una usada deben grabar sus autopartes y pasar por la Planta de Verificación oficial. La Cámara Argentina de Grabadores establecerá qué empresa es la homologada para tal fin.

 

  • Lugares

En los autos se debe estampar el dominio en el lateral externo de todas las puertas, en la parte interior y superior del capot y en el sector interior y superior del baúl, al igual que en los vidrios. En las motos, en al menos las tres partes más relevantes de la unidad.

 

  • Reemplazo

La normativa establece que en el caso de un accidente que afecte la parte donde se hizo el marcado, el propietario deberá acreditar tal hecho y presentar la factura de cuando hizo el grabado, para que la planta realice sin cargo el nuevo estampado.

 

  • Plazo

Si bien la medida apunta en principio a la adquisición de nuevas o usadas movilidades, el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, explicó que el resto de los vehículos tienen un plazo de cinco años para realizar el grabado de autopartes y estar en regla.

 

  • Registro

Baistrocchi señaló que la iniciativa además contempla que todos los locales de venta de autopartes deban inscribirse en un registro, el cual hoy no existe. El objetivo es que la Policía pueda llevar un control más exhaustivo del negocio.

 

 

Redistribución del personal policial 

Como la Cámara Argentina de Grabadores de Autopartes o una de sus empresas se hará cargo del servicio en la Planta de Verificación, el personal policial que allí cumplía tareas administrativas será redistribuido y cumplirá funciones en alguna comisaría. Si bien hubo una denuncia por presuntas irregularidades en la que habrían estado involucrados algunos efectivos, la causa va camino al archivo debido a la inexistencia de maniobras delictivas, indicaron fuentes judiciales.