Rol. Los cinco policías que verifican el número de chasis y motor seguirán con esa tarea. Los 16 que hacían tareas administrativas serán reubicados.

 

A partir de marzo, en la Planta de Verificación de la Policía no sólo controlarán el número de chasis y de motor de los vehículos sino también el grabado de ciertas partes que sancionó la gestión uñaquista para reducir el robo de movilidades. Pero la tarea administrativa que demandará el proceso ya no estará en manos de los uniformados sino de civiles, dado que el Ejecutivo entregará a un privado la concesión del servicio. De esa manera, apuntan a hacer más eficiente el mecanismo y que los 16 efectivos policiales cumplan funciones de prevención o investigación en las calles o en comisarías, destacó el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi.

Si bien hubo una denuncia por presuntas irregularidades en la Planta de Verificación, el alfil uñaquista remarcó que la redistribución del personal policial no se debe a esa situación sino a la política de mejorar el sistema. De hecho, la presentación se hizo en la Subsecretaría de Control de Gestión y fue el propio Gobierno el que la envió al Cuarto Juzgado de Instrucción. Tras una profunda investigación, la causa va camino al archivo debido a la inexistencia de maniobras delictivas, indicaron fuentes judiciales. En ese marco, Baistrocchi explicó que, de paso, en la movida se incluye una acción para erradicar la posibilidad de sospechas sobre los efectivos.

El ministro indicó que firmarán un convenio con la Cámara de Grabadores de Autopartes de Vehículos Automotores y Motovehículos para que, en primer lugar, tenga el edificio de la Planta de Verificación en comodato. Y en segundo término, para que alguna de las empresas asociadas brinde el servicio. Como contraprestación, la provincia recibirá el cuatro por ciento de todo lo que se facture en un mes, en concepto de canon.

En el predio ubicado en el Barrio San Martín, Capital, se realiza y cobra la verificación del número de chasis y motor de autos y motos. Y desde marzo, se agregará el control del grabado de ciertos componentes de los vehículos (Ver recuadro). En los autos, será en el lateral externo de todas las puertas, en la parte interior y superior del capot y en el sector interior y superior del baúl. En las motos, los lugares se establecerán en la reglamentación de la norma. Los precios de estos puntos aún no están definidos.

Por otro lado, los cinco policías que hacían el peritaje seguirán en esa tarea.



Política contra el robo de movilidades

 

El grabado de partes de autos y motos apunta a profundizar el combate contra el robo de movilidades que se utilizan para el posterior desguace y venta ilegal de las llamadas autopartes. En el caso de los vehículos de cuatro ruedas, la medida apunta a la prevención, ya que los índices delictivos han venido en baja en ese rubro. Así, la mira está centrada en las motocicletas, dado que los delincuentes están robando poco más de 1.000 por año, según las cifras oficiales. El número refleja que se roban tres motos por día, pero la estadística está lejos de la media nacional, que es de 25 por día.