En una reunión que duró poco más de una hora en Casa de Gobierno, la Corte de Justicia en pleno le comunicó al Gobernador que finalmente aceptó la propuesta del Ejecutivo y que construirán la Ciudad Judicial en el predio de la ex bodega Cavic.

La decisión se da luego de que fracasara la idea original de llevar adelante el proyecto en el edificio 9 de Julio, que está enfrente al actual palacio de Tribunales.

La cúpula del Poder Judicial tuvo a su disposición el emblemático edificio durante 10 años y se tomó todo ese tiempo para hacer los estudios y concluir recién el año pasado que no podía usarlo por sus problemas estructurales y también porque les iba a quedar chico.

El predio de Tucumán y Benavídez no les gustaba a los miembros del máximo tribunal, quienes pretendían terrenos más cercanos al centro, pero terminó prevaleciendo la propuesta del Ejecutivo. En la Justicia calculan que la obra comenzará en un año y especialistas consultados estiman que puede costar cerca de 800 millones de pesos.



La obra de la Ciudad Judicial cuenta con un fideicomiso que actualmente ronda los $140 millones.
 

La Ciudad Judicial es una obra clave porque concentrará las cerca de 25 dependencias que la Justicia tiene hoy alquiladas y repartidas por el centro sanjuanino, lo que ayudará a reducir costos por los contratos de locación.

La gestión giojista le había cedido en 2007 a la Corte el edificio 9 de Julio y la cercanía con el palacio de Tribunales lo hacía ideal. Pero en todo el tiempo que transcurrió, hubo demoras para hacer los estudios necesarios para saber si el inmueble servía o no.

Recién el año pasado concluyeron los estudios que determinaron que el gigante de cemento no soportaría el peso de los expedientes y no sería funcional para todas las necesidades de la justicia.

Con ese informe, la Corte le pidió a la gestión uñaquista dos terrenos, el de Bomberos y parte de la Escuela de Enología, pero esos fueron rechazados y el único ofrecido por el Ejecutivo fue el de la exbodega Cavic porque en el Gobierno entienden que estarán más cerca del Penal de Chimbas y que el traslado ayudará a revalorizar la zona.

Ahora, con el cambio, el Ejecutivo dispondrá de dos edificios, el 9 de Julio y el 25 de Mayo. El primero será consolidado este año mientras que el segundo será acondicionado una vez que el Poder Judicial traslade sus dependencias a los terrenos de Capital (Ver nota vinculada).

De la reunión con Uñac participaron los cinco miembros de la Corte de Justicia, Humberto Medina Palá, Abel Soria Vega, Adolfo Caballero, Juan Carlos Caballero Vidal y el flamante ministro, Guillermo De Sanctis, junto al secretario Administrativo Javier Vera. Además, por el Ministerio de Planificación e Infraestructura, lo hizo el secretario de Obras Jorge Deiana y el subsecretario de Planificación Territorial, Guillermo Velasco. 

Tras el encuentro, el presidente de la Corte, Medina Palá explicó que “la decisión del traslado fue tomado por unanimidad de los miembros y tanto el Poder Ejecutivo como el Judicial estamos decididos que debe ocurrir lo antes posible”.

Ahora, con la confirmación del traslado, comienza un cronograma de trabajo que culminará con el arranque de la obra. Sobre los plazos, Vera manifestó que “en 60 a 90 días vamos a tener un informe de necesidades, que serán las bases para realizar el proyecto”.

Con ese expediente, una comisión integrada por el Colegio de Arquitectos, el Poder Judicial e Infraestructura llamará a concurso el proyecto y con ese plazo cumplido recién podrá licitarse la obra. “Los trabajos pueden comenzar en los primeros meses del 2018”, anticipó Vera. Fuentes consultadas estiman que la obra final puede tener un costo cercano a los 800 millones de pesos.

 

Con 2 edificios, se encamina otro polo cívico-institucional


Una vez que culmine el traslado de todos los juzgados del palacio de Tribunales al predio de la ex Cavic, el edificio 25 de Mayo quedará en manos del Ejecutivo.

El mismo se sumará al 9 de Julio y en la gestión uñaquista planean llevar reparticiones públicas que aún están dispersas en el radio céntrico. No será lo único, ya que en el Gobierno además estudian la posibilidad que en las galerías internas de ambos gigantes de cementos se puedan instalar museos, confiterías o bibliotecas.

El 9 de Julio se inauguró en 1957 y quedó vacío en 2010 por la construcción del Cívico.

El objetivo es que la zona ubicada entre calles Aberastain, Rivadavia, Jujuy y Mitre no pierda su importancia y que inclusive tenga atractivo en las tardes, cuando la actividad se ve reducida en el Poder Judicial.

Si bien falta tiempo para que el edificio de Tribunales se mude completamente, el secretario de Obras Públicas, Jorge Deiana, dio a conocer ayer la posibilidad de que cuando quede vacío el lugar se trasladen dependencias del Estado, previas refacciones en el 25 de Mayo. La idea va en sintonía con el plan oficial.

El ministro del área, Julio Ortiz Andino, había manifestado que van a trasladar oficinas públicas en el 9 de Julio. Es que aún hay varias reparticiones distribuidas en el radio céntrico y el Centro Cívico ya está completo y en el Ejecutivo no quieren sobrecargarlo.

En la reunión de ayer, trascendió que el gobernador Uñac inclusive tiró la idea de que el Ministerio de Turismo puede ir al 9 de Julio y que además el personal brinde información a los viajantes durante la tarde.

Deiana explicó que el plan es revalorizar aún más la zona y que tenga movimiento en los horarios en los que hoy disminuye por la actividad judicial. Por eso, barajan que no sólo se ubiquen dependencias públicas.

Por lo pronto, el Gobierno llevará adelante la consolidación de la estructura del 9 de Julio para usarlo. El funcionario había informado que en marzo llamarán a licitación para que las empresas interesadas presentes sus ofertas económicas para llevar adelante la colocación de de tabiques (grandes columnas de hormigón) sobre toda la base del gigante de cemento.

Si no hay contratiempos administrativos, entre abril y mayo se estará adjudicando la obra a la empresa ganadora y comenzarán las tareas, estimó Deiana. Los trabajos se desarrollarán durante 12 meses y la inversión superará los 40 millones de pesos.

 

Entre los abogados hay disconformidad por la mudanza


Los abogados que tramitan sus causas entre Tribunales y el resto de los juzgados distribuidos en el radio céntrico litigarán en un futuro no muy lejano en la Ciudad Judicial ubicada en Capital, en el límite con Chimbas. Por lo bajo, el traslado no cayó bien entre los profesionales y la entidad que los nuclea recogerá las opiniones a través de encuestas y consultas para elevarlas a la Corte de Justicia.

El presidente del Foro de Abogados, Alfredo Mergó, destacó que no ve positiva la mudanza. En ese sentido, explicó que muchos de los matriculados realizaron inversiones inmobiliarias en estudios jurídicos porque se venía barajando desde hace años que el complejo jurídico se iba a desarrollar entre el edificio 25 de Mayo y 9 de Julio y ahora el proyecto cambió drásticamente.

Además, resaltó que se van a ver afectadas las personas que acuden a la Justicia, ya que se tendrán que desplazar hacia un punto en el que el transporte no confluye como sí lo hace donde hoy está Tribunales.

Mergó manifestó que “creo que los colegas no van a estar de acuerdo” con la decisión de la Corte de mudarse a la ex Cavic. No obstante, señaló que recogerán las opiniones de los afiliados para llevárselas al máximo tribunal. En ese marco, deslizó una crítica: “hubiera sido importante que nos consultaran.

Podríamos haber aportado ideas”. De todas formas, reconoció que, si ya está la decisión tomada, “no nos queda otra opción”.
El titular del Foro dijo que pedirá en los próximos días una entrevista con los cortistas para tener detalles del proyecto para así poder dar explicaciones oficiales a los matriculados.