Los fondos que la Provincia girará el año que viene a los municipios por coparticipación ascienden a 537 millones de pesos, lo que representa un aumento de algo más del 30,9 por ciento respecto a lo previsto para 2011. Así lo contempla el proyecto de presupuesto general de gastos elaborado por la gestión giojista, que espera por su aprobación en Diputados. De 12 intendentes electos que consultó DIARIO DE CUYO, 7 aseguraron estar conformes con lo que les toca y los otros 5, cada uno a su manera, se declararon insatisfechos. Los más beneficiados son Zonda, 9 de Julio e Iglesia, mientras que en el otro extremo quedaron Pocito, Santa Lucía y Rawson (ver infografía). La coparticipación municipal es motivo de una histórica polémica. Los intendentes reclaman desde siempre que la Provincia les gire más dinero y hasta entre ellos se han enfrentado en reiteradas ocasiones por el índice que le toca a cada uno (uno de los episodios más recordados fue entre el rawsino Mauricio Ibarra y el capitalino Enrique Conti). Esta vez hubo quejas, pero también expresiones de satisfacción, en la mayoría de los casos dependiendo del lugar que ocupan en la tabla de incrementos. El intendente electo de Zonda, el basualdista César Monla, fue el más favorecido. ‘La verdad que el porcentaje de incremento no está nada mal, es un 41 por ciento y nosotros habíamos planteado que necesitábamos un 40‘.

La contracara fue Rawson, que a partir del 10 de diciembre será conducido por Juan Carlos Gioja, el hermano menor del Gobernador. Aunque no tiró dardos en dirección a Paula y Libertador por el reparto de los fondos, dejó traslucir su malestar cuando se enteró que su departamento es el que menos aumento tendrá. ‘No tengo información de los números que maneja el municipio, así que no se qué es lo que nos corresponde o no‘, dijo primero, para agregar en dirección a Gustavo Rojas y Mauricio Ibarra, sus antecesores y rivales: ‘Eso es consecuencia de la pésima administración que han hecho”.

Más allá de las posiciones divergentes, el aumento a los municipios es superior al del presupuesto provincial. Las comunas recibirán casi un 31 por ciento más y el esquema general de recursos de San Juan contempla una suba del 28,09 por ciento en comparación a los previstos para este año.

El oficialista Juan Elizondo (Caucete) se declaró ‘muy conforme, porque hay que tener en cuenta que somos el único departamento que debe asistir a sus pobladores que están dispersos en zonas muy alejadas‘. Mientras que Pablo Santibañez, futuro intendente de San Martín, afirmó que ‘es un esfuerzo muy importante el que ha hecho la provincia, el aumento está bien porque nos va a permitir enfrentar nuestra obligación‘.

El segundo que mejor salió parado en la distribución fue 9 de Julio. Su intendente, que va por su segundo mandato, el oficialista Walberto Allende señaló que ‘me parece muy bien un incremento del 38 por ciento, teniendo en cuenta que yo estaba pidiendo el 30 o 35. Creo que el Gobernador ha considerado el aumento de población que se ha dado en 9 de Julio‘, sostuvo. En la misma línea se mostraron los oficialistas Fabio Aballay (Pocito) y el opositor José Castro (Angaco). El primero opinó que ‘siempre queremos más, pero el aumento a nuestro departamento es muy razonable‘ y el basualdista dijo ‘nunca es suficiente, pero estamos conformes con nuestro incremento‘. Por su parte, el jachallero Jorge Barifusa expresó que ‘el incremento nos viene muy bien‘. Según el giojista, la coparticipación adicional ‘nos va a permitir oxigenar nuestras cuentas‘.

Por el contrario, el oficialista Mauro Marinero, de Iglesia, se mostró molesto. Aseguró que ‘en la práctica no nos dan ningún aumento, porque con el 35 por ciento cubro el aumento otorgado este año y el incremento de las asignaciones familiares. Es escaso. Nosotros necesitaríamos un 60 por ciento más‘.

Desde la vereda de enfrente, el basualdista Daniel Albarracín (Ullum) sostuvo que ‘es muy poco‘ y se quejó por la diferencia de trato con sus vecinos de Zonda. ‘Tenemos la misma población y la distribución es diferente, nosotros no llegamos a los 10 millones de pesos, nos duele como ulluneros que nos dejen al último‘. La oficialista Ana María López (Rivadavia) adelantó que buscará ‘la forma de mejorar lo que nos toca a través de nuestro diputado, necesitamos un 40 por ciento‘. Y el opositor Marcelo Orrego (Santa Lucía) sostuvo que ‘nos hubiese gustado que nos toque más, todos los días aumentan las cosas y la coparticipación es la misma‘.

Como sucede desde hace algunos años, la gestión giojista repite el Fondo de Emergencias Municipal para 2012. Es una partida especial que se contempla en el presupuesto provincial para asistir a los departamentos en caso de que sufran algunas contingencias. Está integrado por 39 millones de pesos, que sumados a la coparticipación y a los 3,3 millones de zona desfavorable hacen un total de 579,3 millones que serán destinados a los municipios el año próximo.