Luego de una jornada a nivel nacional marcada por el paro docente, en San Juan surgieron diferentes posturas por el nivel de acatamiento y cómo la medida repercutió en las aulas. Desde el Ministerio de Educación informaron que el promedio de maestros que decidieron plegarse a la medida de fuerza fue del 60 por ciento, mientras que desde el gremio UDAP indicaron que la cifra fue mayor, cercana al 90 por ciento.

La huelga llevada adelante por el sindicato que conduce Graciela López se dio en el marco del reclamo que lidera CTERA, a la que está adherida UDAP, contra la reforma laboral, fiscal y previsional que impulsa el gobierno macrista. En la gestión uñaquista hay malestar porque consideran que la modalidad no es la adecuada teniendo en cuenta que se trata de una iniciativa nacional y la provincia, como empleador, no tiene nada que ver. El ministro de Educación, Felipe De los Ríos, se manifestó en sintonía con su par de Hacienda, Roberto Gattoni, quien ya había señalado que “día trabajado, día pagado” y que todo iba camino al descuento. El Gobierno cuenta con un antecedente judicial a su favor: el Primer Juzgado del Trabajo convalidó el descuento de dos días de paro luego de un acatamiento de los docentes a medidas nacionales.

Luis Lucero, secretario Adjunto de UDAP, manifestó que los maestros cuentan con el derecho constitucional de ir a huelga y sobre el descuento del día expresó que hablarán con el gobernador Sergio Uñac para que no se ejecute.

“Lo que siempre hemos planteado es el tema de la modalidad de la medida de fuerza. Si el impacto es en Capital Federal, no entendemos por qué en San Juan se debe suspender el servicio”, resaltó De los Ríos.