Trabajadores presentes. La sesión donde quedó aprobada la medida contó con la presencia de empleados municipales, que siguieron muy de cerca la votación y festejaron al finalizar el encuentro.



El proyecto de recategorización de los empleados municipales de Capital, que beneficia a 1.120 agentes de la comuna, tuvo la aprobación del Concejo Deliberante, por lo que comenzará a implementarse lo antes posible, con plazo estimado de entre tres o cuatro meses. Pero eso quedó en un segundo plano, ya que la sanción de la ordenanza dejó entrever distintas posturas de la oposición que, con un cuerpo dividido, habilitó a que la medida fuera tratada en el recinto y luego aprobada.


Con ese escenario, el favorecido fue el oficialismo que, con los cinco votos de sus concejales más el apoyo de la concejal Silvia Olmos, bloquista y que integra el frente que conduce Basualdo, logró que la ordenanza impulsada por el intendente Franco Aranda recibiera el OK del cuerpo deliberativo, siendo un éxito para la administración, ya que es la primera vez que se llevará adelante semejante proceso dentro de la comuna.


La sanción de la norma se realizó ayer y en un marco muy concurrido de trabajadores municipales que presenciaron la votación con nerviosismo.


Fuera de la posición de los concejales del Justicialismo y que responden a Aranda, la clave de la votación estuvo en la oposición. Es que los ediles de Cambiemos, Actuar y Producción y Trabajo tienen juntos la mayoría dentro del recinto, siendo un total de siete, contra los cinco oficialistas. Por lo que de ser aprobado un proyecto impulsado por el Ejecutivo, como el discutido ayer, necesariamente el oficialismo debe sumar aliados, o que los concejales opositores no logren un acuerdo entre ellos. La iniciativa de Aranda para beneficiar a 1.120 empleados municipales recibió el voto afirmativo de los concejales Dara, García, Castro, Vargas y Alamos del PJ, más de Silvia Olmos de origen bloquista y de PyT, mientras que los tres ediles que se mostraron en contra son: Juan Sansó y Federico Sansó de Actuar, junto a Gabriel D‘Amico de Cambiemos. Por otro lado, los otros tres concejales que se abstuvieron de votar fueron: María Eugenia Raverta y Ricardo Marún de Cambiemos, sumando al basualdista Gonzalo Campos.


Según se pudo confirmar, los ediles opositores, sin Olmos, mantuvieron una reunión antes de la sesión con el dirigente del PRO Enzo Cornejo quien les bajó línea para que todo voten de la misma manera.

Según explicó María Eugenia Raverta, presidente del bloque Cambiemos, el consenso no se logró porque “hay intereses de cada uno de los concejales. Por ejemplo, yo no sé cuál fue el motivo por el que la concejal Silvia Olmos votó a favor”. Además, aclaró que “dentro de mi bloque también hay individualismos”, apuntando a la postura de Gabriel D‘Amico, hijo del Secretario General del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM), que votó en contra por entender que “el proyecto presentado aniquila el convenio colectivo de trabajo del municipio”. Fuera de las diferencias, los ediles manifestaron que todavía hay buen diálogo entre ellos. 


Por su parte, Juan Pablo Dara, presidente del Concejo, manifestó tras la votación que “no pretendo que D‘Amico votara a favor, pero si me sorprende de los demás porque saben que el proyecto beneficia a todos”.

 


Nuevo estatuto para el agente municipal 

El presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Dara, anticipó que el Ejecutivo ya está trabajando en el proyecto para generar un nuevo Estatuto del Empleado Municipal, herramienta necesaria para que el trabajador pueda acceder a una carrera administrativa dentro de la municipalidad. Hasta ayer ese procedimiento no se podía realizar por distintos impedimentos que se generaban por parte del gremio SUOEM y por la rigidez del convenio colectivo de trabajo. Para realizar el cambio, Dara explicó que “hay que armar una comisión que será integrada por concejales, por personal del Ejecutivo municipal y convocar a cada sector gremial para que envía a un representante”. Esa comisión tendrá el objetivo de redactar un Estatuto del Empleado Municipal para luego ser presentado en el Concejo Deliberante como una ordenanza municipal. Según Dara, la nueva norma no va a modificar mucho a la actual sino que “lo va a adecuar y lo va a actualizar, porque el que tenemos data de 1994”. 

Monto destinado

7.2 Son los millones de pesos que la gestión de Aranda dejó previsto en el presupuesto de este año para al ascenso de los 1.120 trabajadores.

Contratados, a planta 

Juan Pablo Dara confirmó que con el nuevo régimen de recategorización dentro de la Municipalidad de la Capital, comenzarán a trabajar en el traspaso de contratados a planta permanente, como lo hizo la provincia en su momento. Capital tiene un universo de 2.200 personas entre contratados y becarios.