La intendenta de Caucete, Romina Rosas, tuvo duras declaraciones contra los ediles de la oposición por "poner en riesgo las cuentas de la comuna". La jefa comunal indicó que los concejales Miguel Caselles, Paola Cepeda y Emanuel Castro no aprobaron la adhesión del municipio a la Ley de Emergencia Pública que la provincia sancionó a fines del año pasado y en la que se establece que, "por las dificultades que atraviesan las finanzas públicas (...) se suspende hasta el 31 de diciembre del año 2022 los procesos de ejecución de sentencia contra el Estado Provincial". Es decir, no puede haber un embargo de las cuentas locales por una orden judicial, por lo que, ante la falta de adhesión municipal, "la gestión se ve en dificultad" porque "no quedan protegidas las arcas de la comuna", ya que "existe el riesgo que, por algún juicio, nos embarguen los fondos coparticipables".

Las declaraciones de Rosas se dieron ayer en el programa "A todo o nada", de Radio Sarmiento, y, según explicó, la ordenanza era necesaria para asegurar los fondos municipales ante la situación de crisis que atraviesa el país. Además, recordó que recibió, de parte del exintendente Julián Gil, una comuna con "230 mil pesos en recursos, sin haberle pagado a los empleados y unos 12 millones de pesos de deudas con proveedores", por lo que su gestión viene haciendo esfuerzos para sanear las cuentas. En esa línea, criticó a los ediles, ya que para sancionar la ordenanza debía contar con una mayoría calificada de votos, esto es, las dos terceras partes del Concejo Deliberante. Caucete cuenta con siete concejales y Rosas tiene cuatro, por lo que necesitaba un voto más para declarar la emergencia municipal. Así, la intendenta lanzó dardos al expresar que "el grado de responsabilidad va más allá de las cuestiones políticas, de la oposición y del oficialismo. Institucionalmente, hay algo que cuidar, que son los fondos de los cauceteros". Asimismo, habló de "desconocimiento" de los opositores.