Trabajo. En su página de Facebook, Seralico cuenta con fotos de su personal realizando tareas en diferentes lugares. La empresa brinda el servicio en hospitales públicos y empresas privadas.

 

A través de una solicitada, la empresa Seralico dio su versión tras el escándalo en el que se vio envuelto su personal al preparar comida para los pacientes del Hospital Mental de Zonda con el suelo inundado de aguas servidas. Su propietario Andrés Baldi no negó ni admitió el hecho y remitió al comunicado, en el que se señala que ante el incidente, la compañía "procedió a la inmediata desactivación de la cocina del lugar". Pero desde el Ministerio Salud Pública desmintieron el argumento. El secretario Administrativo, Guillermo Benelbaz, volvió a manifestar que los alimentos se elaboraron en esas condiciones a la hora del almuerzo y que fue la repartición quien le dio la orden de cerrar la cocina y que traigan las viandas desde otro lugar sin riesgo sanitario para la merienda y la cena. En ese punto, la firma sí indicó que proveyó "el servicio para el resto del día" desde su planta al nosocomio.

No fue lo único, ya que la empresa destacó que la rescisión del contrato "no se realizó por el incidente en sí", sino por una cláusula que le da la facultad al Ministerio de modificar el servicio. Pero Benelbaz volvió a asegurar que la baja se produjo por el hecho de hacer comida en condiciones poco seguras para la salud de las personas y explicó que el instrumento que se utilizó fue el aconsejado por el equipo legal de la cartera sanitaria, en el cual la compañía tuvo la posibilidad de hacer su descargo de manera oficial.

El escándalo lo dio a conocer este medio la semana pasada, cuando Seralico fue notificada de la rescisión del contrato de provisión de comida al Hospital Mental de Zonda. No obstante, la empresa continuará brindando el servicio hasta mediados de mayo, plazo en el que Salud Pública, que conduce Alejandra Venerando, terminará de convocar a empresas para que presenten sus ofertas técnicas y económicas por dicha prestación, con el objetivo de elegir a la más conveniente. Hoy, el Ejecutivo le paga, en promedio, alrededor de 1,5 millones de pesos por mes a la compañía. En la compulsa de precios se verá si hay ofertas más bajas por el mismo servicio.

Seralico cuenta desde hace unos 15 años con el servicio de entrega de alimentos en muchos hospitales, fruto de adjudicaciones directas y renovaciones automáticas, habían manifestado fuentes oficiales.

 

 

#Atención Queremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

#Atención #FacebookQueremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

Publicado por Diario de Cuyo en martes, 10 de abril de 2018