Fue un día histórico. Adriana García Nieto (47) se convirtió ayer en la primera mujer en tener un lugar en la Corte de Justicia. Tras la asunción, la flamante ministra habló con DIARIO DE CUYO y respondió a los cuestionamientos que hubo desde el Foro de Abogados sobre su independencia respecto del poder político. Además, reconoció que la histórica conformación del máximo tribunal se "demoró en tomar medidas" y que el servicio de Justicia es mejor que el de hace unos años.



- ¿Qué es lo que gana la Corte con una mujer entre sus filas?

- Como mujer puedo aportar una mirada integral. Una mirada a lo social, que contemple el acceso a la Justicia para los más vulnerables y ver la manera de que puedan tener respuesta.



- ¿Qué ideas o proyectos tiene para reducir la morosidad judicial?

- Hay que profundizar lo que se viene haciendo. Ha tenido resultados y una grata respuesta la Dirección de Auditoría y Control de Gestión. Esto ha implicado que se hagan diagnósticos en cada uno de los juzgados y se pueda ver como se trabaja. Hay que acompañar a los juzgados para que cada uno pueda ir tratando de disminuir esta morosidad, porque no todos los juzgados están con una excesiva morosidad. Hay que seguir con esta fuerte apuesta de la Corte en la oralidad en lo civil y laboral. Hay que imitar lo que está funcionando y las cosas que no, ver cómo se puede hacer para que funcionen, o reemplazarlas.



- La Corte va a sacar una acordada en la que va a obligar a los jueces a trabajar en la tarde, ¿cuál es su postura al respecto?

- Cada juzgado tiene que trabajar por objetivos y dar respuestas. Hay magistrados y funcionarios que están viniendo en la tarde...



- Pero hay varios que no...

- Tienen que ser todos. Será una acordada a los fines de dar esta respuesta que la sociedad está pidiendo. Trabajar en la tarde es una de esas medidas.



- La mirada de la sociedad no es positiva sobre el Poder Judicial. ¿Coincide?

- Coincido en que siempre hay que mejorar. Las generalizaciones no son del todo positivas porque hay ciertas cuestiones que están funcionando. En San Juan no hay críticas a las sentencias. El problema a lo mejor es una cuestión comunicacional y de morosidad. Hay que trabajar para que el Poder Judicial sea visto como accesible y activo.



- ¿Coincide en que la anterior conformación de la Corte se metió a un letargo al Poder Judicial?

- No me gusta particularizar. El Poder Judicial no es sólo la Corte, son todos. Es cierto que desde el máximo tribunal se toman las decisiones. Si después no se ejecutan o no se cumplen de la manera en que se pide, la responsabilidad formal siempre queda en la cabeza del poder, pero a veces hay una responsabilidad de hecho del resto de los actores jurídicos. Y todos los operadores tienen que asumir el fuerte compromiso de mejorar el servicio de Justicia ciudadano. Todos somos responsables de dar una respuesta a tiempo a aquellas personas que entienden han visto vulnerado un derecho. Hay un compromiso de los empleados de que el Poder Judicial funcione, de la mayoría de los jueces y de la Corte.



- ¿Del 1 al 10, cómo califica hoy el servicio de Justicia?

- Es difícil poner un número. Prefiero decir que es un servicio de Justicia mejor que el de antes, pero todavía tiene mucho por mejorar.



- Pero lo define como bueno, regular, mediocre, malo...

- Estamos en un nivel absolutamente mejorable. Hay mucho por hacer y mucho por seguir avanzando.



- Mejor que antes...

- Que un par de años atrás.



- Le vuelvo a consultar si considera que la histórica conformación de la Corte sometió en un letargo al Poder Judicial y que no tomó las medidas necesarias...

- Se demoró mucho en tomar medidas. Y no lo digo yo, si la sociedad cuestiona es porque entiende que ha habido una cuestión de cierta inamovilidad. El Poder Judicial tiene que ser accesible y activo. Es el desafío para que la percepción social sea diferente porque tomamos medidas diferentes.



- ¿Piensa que el ministro De Sanctis ha encarado esta renovación en la Corte?

- Es una de las grandes cuestiones. Lo fundamental son las decisiones que se tomaron: el procedimiento de Flagrancia, la creación de la Dirección de Gestión y Auditoría, la decisión de que los jueces trabajen una mayor cantidad de tiempo para sacar la mayor cantidad de resoluciones en un plazo razonable.



- Muchas de estas medidas las impulsó De Sanctis...

- En los últimos años, sí.



- Va a ser la primera cortista en pagar Ganancias, ¿está de acuerdo?

- La ley lo ordena.



- ¿Entonces no va a hacer ningún tipo de planteo para evitar el pago del tributo?

- La ley lo ordena. En realidad uno se ajusta a las leyes y lo tiene que mirar. Sí corresponde, se hace. Si no, se cuestiona.



- Ahí deja una puerta abierta en el sentido de que pueda presentar un recurso contra el impuesto...

- Por lo pronto, es lo que marca la ley.



- Si se diera algún fallo a favor sobre los planteos en contra del pago del impuesto...

- Estoy a lo que dice la ley y lo que se determine oportunamente. Es lo que la ley marca, hay que ver cómo avanza. Hay casos que están planteados y hay que ver qué decisiones se toman. Es la órbita federal. No me voy a aventurar a hacer un análisis a priori de la cuestión.



- Hubo críticas sobre su falta de experiencia, ¿qué tiene para responder?

- Cada uno debe hacerse cargo de lo que ha expresado en los últimos tres meses y debe hacerse responsable de lo que ha dicho. No tengo más nada que decir al respecto. 

 

- Desde el Foro de Abogados hubo cuestionamientos sobre su independencia del poder político de turno, por la dependencia funcional que tenía en su anterior cargo y el parentesco con el diputado Pablo García Nieto...

 

- Me he sometido a todo el mecanismo que dice la Constitución y la ley vigente para poder estar en el cargo que hoy desempeño. En todo este proceso, he dado respuestas a todos aquellos a los que debía dar respuesta. He manifestado lo que pienso y como me he desempeñado. Tengo independencia jurídica desde hace 20 años y a esa independencia la he ejercido en cada uno de los ámbitos que me ha tocado desempeñar. Siempre. No sólo hay que tener independencia política sino también empresarial y personal. 

 

 

- Hay un proyecto del Ejecutivo para que el fuero local investigue el narcomenudeo, ¿cuál es su postura?

 

- Hay que mirarlo, evaluarlo y acompañarlo. Todos los proyectos deben tener una mirada integral. Los tres poderes deben acordar lo que es mejor para la Justicia y la sociedad. Esa es la manera. 

 

 

- Y que piensa del cambio del Código Procesal Penal, en el que la investigación va a estar a cargo de los fiscales...

 

- Todos los proyectos que puedan entregar a la sociedad la Justicia que espera van a ser acompañados.

 


 

>> Trabajo previo, regalo y visitas nacionales   

 

Obsequio. El presidente de la Corte, Abel Soria Vega, le entregó un ramo de rosas a su colega en señal de bienvenida.

 

Adriana García Nieto renunció a su cargo de Asesora Letrada de Gobierno el viernes y se metió de lleno en el trabajo de la Corte. El martes en la tarde mantuvo reuniones con sus pares y funcionarios, cosa que repitió ayer desde las 8.45, previo a su asunción. Recibió la visita de sus familiares y a las 12 encaró el acto formal para ser parte del máximo tribunal. Como gesto de bienvenida, el presidente de la Corte, Abel Soria Vega, le obsequió un ramo de flores, lo que le sacó una sonrisa a la flamante ministra. García Nieto no sólo estuvo acompañada por sus pares, el fiscal General y autoridades de Gobierno sino también por dos mujeres cortistas de San Luis y el presidente del máximo tribunal de Mendoza. 

 

La nueva ministra ocupará el despacho que dejó Juan Carlos Caballero Vidal, quien renunció jaqueado por un pedido de juicio político del juez federal Leopoldo Rago Gallo, quien lo investiga por su presunta participación en delitos de lesa humanidad cuando era juez de primera instancia. En la asunción recibió un fervoroso saludo de las integrantes locales de la Asociación de Mujeres Juezas de Argentina y de camaristas, magistrados de primera instancia y funcionarios. Tras el acto, García Nieto almorzó con sus pares Abel Soria Vega, Guillermo De Sanctis, Humberto Medina Palá y Adolfo Caballero en un hotel de Rivadavia.