Ruta provincial. El camino a Maradona, o Soldado Argentino, está consolidado y tiene unos 41 kilómetros de extensión. Conecta Zonda con Barreal y tiene una rica historia.

 

Fueron los soldados del Ejército los que abrieron un trayecto que une Zonda con Barreal. Fue inaugurado en 1949, lleva el nombre de Soldado Argentino y camino a Maradona y Vialidad Provincial lo inscribió como la ruta 265. Sin embargo, una familia de apellido Recabarren logró la posesión veinteañal de los terrenos de la zona y con un plano de mensura que se presume que fue adulterado, la traza también quedó bajo el dominio privado, al igual que cauces de ríos. Fiscalía de Estado había planteado la nulidad de la sentencia debido a que en los inmuebles había bienes públicos y después de cinco años, la provincia está cerca de recuperar lo que le pertenece. Fuentes judiciales aseguraron que los miembros, herederos y apoderados de la familia van camino a excluir la ruta y los cauces de agua del predio ante un juez, tal cual lo venía solicitando el organismo que protege el patrimonio local.

Las fuentes resaltaron que dicha voluntad se plasmará en el transcurso de esta semana frente al titular del Octavo Civil, Walter Otiñano. La movida representará el fin del conflicto por la ruta 265, ya que también se dejará establecido que el terreno de los Recabarren sea inscripto en el Registro de la Propiedad, con las correcciones correspondientes a los bienes de dominio público, indicaron. No obstante, el caso disparó la actuación de la Justicia penal. Es que la sospecha es que se fraguó un plano de mensura, por lo que hay un ingeniero e integrantes de la familia en la mira (ver recuadro).

El camino a Maradona está marcado por la historia de la conexión entre poblados alejados (ver nota vinculada). La ruta es de tierra, tiene una extensión aproximada de 41 kilómetros, nace al sur del puente del Río Blanco, en Zonda, y conecta con Barreal y hoy es usada para deporte aventura. El 27 de diciembre de 2005, miembros y herederos de los Recabarren iniciaron el trámite judicial para la prescripción adquisitiva de 24.101 hectáreas zondinas, por las que el camino a Maradona pasa por la mitad. De acuerdo al planteo de nulidad que en su momento hizo Fiscalía de Estado, dato que manejan en sede penal, el ingeniero que elaboró el plano de mensura (Guillermo Ugrin) no dejó sentado que estaba la ruta 265 sino una servidumbre de paso privada, lo que ocasionó "un error material en la sentencia" de primera instancia. Fue así que, inducido al error, el entonces juez del Octavo Civil, Daniel Olivares Yapur, hoy camarista, sacó la resolución el 20 de mayo de 2010 a favor de los Recabarren con el camino público adentro. Tras el fallo, hubo una apelación de los abogados Rubén y Martín Mut Paton, en representación de los dueños de otro terreno afectado por la mensura que realizó Ugrin para los Recabarren. En esa apelación, se hizo mención a irregularidades en el diseño del plano, a lo que se sumó un informe de la Corte de Justicia, que notificó una resolución de la Dirección de Catastro que anuló el plano de mensura que había presentado el apelante. Y después hay otro dictamen de Catastro que anuló el legajo de mensura de los Recabarren, según consta en el expediente. Frente a ese escenario de anomalías, Olivares Yapur realizó una denuncia al enviar las actuaciones a la Fiscalía de Instrucción en turno, a cargo por entonces de Daniel Guillén, quien realizó el requerimiento de instrucción. El planteo se encuentra en el Quinto Juzgado de Instrucción, que tiene bajo la lupa a Ugrin y a 12 integrantes de la familia Recabarren, expresaron las fuentes.

Fiscalía de Estado presentó una cautelar para frenar el proceso que involucraba a la ruta 265 y el 12 de junio de 2010 pidió la nulidad de la sentencia, al señalar que se había adquirido el inmueble donde se encuentra emplazado el camino, el cual no había sido excluido, al igual que los cauces de agua.

Luego de cinco años, todo va encaminado a que se deje de lado la ruta del inmueble privado.
 

La decisión de excluir a la ruta se homologará en el Octavo Juzgado Civil, que conduce Walter Otiñano.

 

Con historia de integración


El único registro de la inauguración del camino a Maradona es una nota de DIARIO DE CUYO a fines de abril de 1949. Aunque distintas generaciones previamente habían transmitido oralmente la importancia y el sacrificio que implicó la obra. Fueron los soldados del Ejército Argentino los que abrieron a pulmón la ruta alternativa para, entre

otros motivos, trasladar hasta Calingasta los postes de telégrafo e iniciar la comunicación entre ese departamento y Capital. El gobernador Ruperto Godoy bautizó el camino Soldado Argentino, en homenaje a los hombres que lo construyeron. La Dirección Provincial de Vialidad incorporó la ruta 265 a su red vial en 1958.

 

Investigación por presunta estafa procesal


Tras las anomalías que detectó, el juez civil Daniel Olivares Yapur envió las actuaciones al fiscal de instrucción Daniel Guillén. La sospecha es que hubo una adulteración o que el plano de mensura que presentó el ingeniero Guillermo Ugrin es apócrifo, lo que indujo al error al magistrado. Sucede que el documento no excluía a la ruta 265 y los cauces de agua y en el procedimiento no habían estado presente los lindantes. Al analizar el expediente, el representante del Ministerio Público pidió que se abra la causa por estafa procesal, falsedad ideológica y adulteración de instrumento. En ese marco, solicitó la indagatoria de Ugrin y 12 miembros de la familia Recabarren, revelaron fuentes judiciales. La causa recayó en el Quinto Juzgado de Instrucción y su titular, Benedicto Correa, ordenó una inspección ocular. Así, personal del tribunal, de Catastro y de Fiscalía de Estado constató que la ruta atravesaba el predio, entre otros puntos.