Florencio Randazzo - Frente Justicialista

 

Florencio Randazzo fue uno de los ministros emblemáticos de Cristina Fernández de Kirchner, quien justamente lo privó de dirimir en una PASO del PJ Bonaerense la posibilidad de comandar la tropa peronista con la mirada puesta en la competencia mayor de 2019. Pero siempre se ajustó a su palabra como bandera para manejarse dentro y fuera del gobierno.

"Con Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa teníamos que hacer interna peronista y el que perdía acompañaba", se lamentó Randazzo luego de que la exmandataria aplicara una jugada del manual y lo dejara aislado del PJ.


De extendida trayectoria en el peronismo bonaerense (fue funcionario de Eduardo Duhalde), Randazzo debutará en una elección nacional como precandidato a senador nacional luego de haber sido diputado provincial desde 1995 a 2002 y presidente del Concejo Deliberante de Chivilcoy, a principios de los 90. Desde 2002 desempeñó diversos cargos en el gobierno de Felipe Solá, quien lo ungió jefe de Gabinete, primero, y ministro de Gobierno, después.

 "Yo conocí a la Cristina que promocionaba la ley de las PASO, no la que se elegía ella a dedo. Ella no es el futuro. Massa eligió otro camino, ni siquiera viene del peronismo".

Desde ese último puesto, fue uno de los principales articuladores del presidente Néstor Kirchner para la ruptura con Eduardo Duhalde. Ese rol le valió la designación en el gabinete de Cristina Fernández en 2007.


Randazzo fue sostenido por el kirchnerismo como candidato presidencial para el 2015 y buscó instalarse como un funcionario eficaz en materia ferroviaria y de renovación de documentos. Sin embargo, a último momento Cristina Fernández decidió promover, sin previo aviso a Randazzo, la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini y evitar las internas en el Frente para la Victoria, lo que produjo el enojo de su ministro quien rechazó ser candidato a gobernador bonaerense, lugar que finalmente ocupó Aníbal Fernández.


En estas PASO, Randazzo buscará saldar las cuentas de 2015. Su convocatoria a intendentes y gremios estaba centrada en promesas de apertura a la hora del armado de listas, justamente el talón de Aquiles del kirchnerismo, pero se quedó con las manos vacías cuando Cristina Fernández decidió ir por afuera del PJ, con el frente Unidad Ciudadana.


"Soy una alternativa entre el oportunismo y la soberbia", se promocionó el exministro kirchnerista, en una crítica a los estilos de Sergio Massa y Cristina.