Relación. Uñac cultivó un buen vínculo institucional especialmente con Frigerio, el ministro del Interior, quien ha visitado la provincia en varias ocasiones. El Gobernador dijo que un convenio que han firmado juntos aún no se ha cumplido.

 

Los medios nacionales han reflejado una vez más que el presidente Mauricio Macri sigue molesto con Sergio Uñac, al punto de que no integra la lista de gobernadores que tendrán un trato preferencial. ¿El motivo del enojo? La falta de acompañamiento de los diputados nacionales sanjuaninos durante el tratamiento de la reforma jubilatoria. El jefe de Estado local habló ayer y ante este medio dijo que "de ser así, los argentinos no quieren que se armen listas negras. Me niego a pensar que eso pueda ser verdad". Ante la posibilidad de represalias, manifestó también que no cree que eso suceda y deslizó dudas sobre si la Nación cuenta efectivamente con los recursos que le adeuda a San Juan. "No sé si me han castigado, peor sería que no envíen fondos porque no hay", resaltó.

Frente a ese escenario, también hablaron los referentes de Cambiemos en San Juan. Eduardo Cáceres, líder del PRO y diputado nacional, destacó que "hoy existe un federalismo sin exclusión" y fue más allá, dado que criticó el accionar de Uñac. "Creo que la preferencia del Gobierno local de especular con los jubilados durante la última reforma, apartándose incluso del justicialismo de Juan Manuel Urtubey (gobernador de Salta) o Juan Schiaretti (de Córdoba), excluyó a San Juan de acompañar un proyecto responsable y de crecimiento sostenible".

Por su parte, el senador Roberto Basualdo explicó que la administración macrista no tiene listas negras y que no implementará castigos, ya que es un Gobierno federal, lo que ha quedado plasmado en las obras que ha destinado no sólo en San Juan sino en el resto de las provincias. Además, remarcó que la Nación sí tiene los fondos o el crédito para hacerle frente a la deuda que tiene con la gestión uñaquista.

Todo se generó por el tratamiento de la reforma previsional en diciembre en la Cámara de Diputados de la Nación. Los legisladores que le responden a Uñac (Walberto Allende, Graciela Caselles y Florencia Peñaloza) votaron en contra de la iniciativa, al igual que José Luis Gioja y Daniela Castro. Sólo Cáceres levantó la mano para aprobar el proyecto. Si bien el tema se trató hace casi un mes, la polémica aún tiene eco. Es que diarios como La Nación y Clarín reflejaron el malestar del macrismo con Uñac y este último medio hace unos días publicó que el sanjuanino no está en la lista de los que merecen un trato especial por parte de los funcionarios nacionales.

El Gobernador reiteró que en la campaña, en Cambiemos "han sido fervientes defensores del federalismo y de las prácticas. Si hubiera listas negras, es una pésima práctica, pero no creo que sea así". En ese marco, expresó que no le preocupa la situación porque "voy a confiar que este es un Gobierno federal". Y ante la consulta si la votación sobre la reforma influyó en la eventual lista negra dijo que "quiero pensar que no". Si bien reconoció que hay una reducción de fondos, aclaró que "no es de hace unos días. Hay convenios firmados con Rogelio Frigerio (ministro del Interior) que no se han cumplido" (ver recuadro).

En su postura, Cáceres explicó que si hay preferencias de la Nación, son para "evitar especulaciones", pero que no hay exclusión. "No tener preferencia no es lo mismo a estar excluido en la construcción de un país con desarrollo para cada rincón, como lo viene haciendo Cambiemos en nuestra provincia en los avances del Túnel de Agua Negra, el acueducto Gran Tulum, el Tambolar o nuevas autopistas, por citar algunas". Sobre si la Nación tiene los fondos para la deuda local, el diputado no respondió.

 

Esfuerzos

 

Uñac explicó que el Gobierno provincial ha acompañado "desde lo institucional en todo. Hemos hecho esfuerzos en los proyectos que Cambiemos ha presentado como el del impuesto a las Ganancias, que era una aventura legislativa, pero junto con otros pares y la CGT ayudamos. En el Pacto Federal Minero tuvimos mucho que ver para que se pudiese destrabar, por ejemplo".

 

En la mira

 

1.100 millones de pesos es el monto aproximado de la deuda que la Nación tiene con la provincia con respecto a obras viales. Además, están afinando los números por viviendas.

 

Negociación por la plata que se adeuda

 

En la gestión uñaquista manifestaron que la deuda que la Nación mantiene con la provincia por obras viales asciende a alrededor de 1.100 millones de pesos. La misma se generó porque la gestión uñaquista puso la plata para no frenar trabajos, en convenios que se habían firmado en conjunto con la administración macrista.

Por otro lado está la deuda por viviendas. Sobre ese punto, en el Gobierno están negociando y afinando con la Nación el monto. El tema había generado polémica, ya que el ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, había manifestado en septiembre que la suma ascendía a 840 millones de pesos, mientras que el secretario de Vivienda del macrismo, Domingo Amaya, dijo en una visita a San Juan que era de 309 millones. El alfil uñaquista había reconocido que la definición del funcionario nacional generó malestar porque revelaba que "no conoce los montos".