Conocidos. El gobernador Uñac y el vice Marcelo Lima fueron los anfitriones de Luis Moreno, presidente del BID, durante su visita en mayo de 2016. La entidad financiera aportará el crédito para el Túnel de Agua Negra.

 

El gobernador Sergio Uñac y parte de su gabinete viajarán el viernes a Mendoza para la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y no dejarán pasar la oportunidad para hacer gestiones. Los representantes del Ejecutivo local tramitarán con las autoridades de la entidad financiera la obtención de préstamos blandos para tres proyectos clave: la continuidad de la ruta Interlagos desde el dique Los Caracoles hasta Pachaco, la instalación de un sistema de transporte público de uso eléctrico y el estacionamiento subterráneo en el Parque de Mayo y la Plaza del Bicentenario.

La gestión uñaquista ya ha cosechado contactos con las autoridades del BID, dado que la institución bancaria es la que financia el Túnel de Agua Negra con un crédito de 1.500 millones de dólares, fruto de las tratativas de la Nación. De hecho, su presidente, Luis Alberto Moreno, visitó San Juan en mayo de 2016 para respaldar la megaobra binacional, junto al entonces ministro de Economía de la Nación, Alfonso Prat Gay.

Para el Gobierno, participar de la cumbre anual del BID tiene una importancia institucional, ya que servirá para mostrar que la provincia está presente, que tiene sus cuentas ordenadas y que los créditos que pide van a obras de infraestructura. El Ejecutivo además tiene para sacar chapa, dado que consiguió dos préstamos internacionales, por un total de 100 millones de dólares, con el fondo kuwaití y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), a través del Fondo para el Desarrollo Internacional (Ofid), para la construcción del Acueducto Gran San Juan (Ver recuadro).

La comitiva sanjuanina estará encabezada por Uñac, el ministro de Infraestructura, Julio Ortiz Andino; el de Producción, Andrés Díaz Cano, y el de Hacienda, Roberto Gattoni. Este último destacó que "además de las conversaciones que va a tener el Gobernador con las máximas autoridades del BID, nosotros también entablaremos conversaciones e invitaremos a la gente del BID al stand de San Juan para interiorizarlos sobre los proyectos que ya hemos presentado". El alfil uñaquista señaló que a la propuesta a la que más fichas le ponen es la recuperación de la ruta 12 "por su potencial económico y turístico". En carpeta también está el plan de un sistema de transporte público eléctrico con la utilización de trolebuses que conecten los puntos principales del Gran San Juan y los estacionamientos subterráneos en la zona del Centro Cívico para descongestión de vehículos. Los tres proyectos tienen un costo estimado de poco más de 288 millones de dólares, es decir, casi 6 mil millones de pesos (Ver aparte).

El Gobierno también le había enviado al BID otras iniciativas, como la construcción del hospital de Angaco y un programa de Crédito para el Desarrollo de la Producción.

La 59 Asamblea Anual de BID se desarrollará en Mendoza y recibirá a funcionarios y comitivas oficiales de 48 países y más de 800 compañías de 30 países, según los informes de los medios de la vecina provincia. El viernes, durante la presencia sanjuanina, se llevará a cabo el Foro Empresarial, que también será una oportunidad para dialogar con potenciales inversores, reconocieron en el Gobierno.

 

Experiencia crediticia

 

En enero, la gestión uñaquista firmó dos créditos internacionales a tasa blanda para la construcción del Acueducto Gran San Juan, la obra que abastecerá de agua potable al principal núcleo urbano de la provincia para dentro de 50 años, cuando la población del Gran San Juan, más Pocito, Ullum y Zonda, llegue a un millón de habitantes. El Gobierno primero consiguió el OK del Fondo Kuwaití para un préstamo de 50 millones de dólares a una tasa de interés del 2,5 por ciento anual, con un plazo de devolución a 20 años. Luego acordó un crédito por la misma suma con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), a través del Fondo para el Desarrollo Internacional (Ofid), con una tasa del 5 por ciento anual con igual plazo de amortización. Se trata de una fuente de financiamiento alternativa, barata, que se destina a infraestructura y genera mano de obra, dijeron los funcionarios.