Es una de las apariciones más gratas y sorprendentes que tuvo la televisión en los últimos tiempos, y, más allá de su locuacidad y soltura a la hora de manejarse en los medios, sus atributos físicos tampoco han pasado desapercibidos para el gran público.

 

Sin embargo, Nati Jota (23) ha tomado una decisión que quizás desilusione a su legión masculina de seguidores, pero que seguramente la va a ayudar a aliviar ciertos dolores físicos provocados por el tamaño de su busto.

 

 

 

 

"¿Puedo decir algo polémico? Voy a hacer una declaración. Yo me voy a operar, pero al revés, me voy a sacar", reveló la integrante de ESPN Redes en diálogo con Perros de la calle, el ciclo que conduce Andy Kusnetzoff por Radio Metro, para luego ahondar en los motivos que la llevaron a tomar tal determinación.

 

"Primero, en líneas generales, tener lolas era moda antes. Ahora la ropa está pensada para chicas más planas. Segundo, porque me duele la espalda. Además, estéticamente no me gusta. Es difícil estar erguida frente al mundo porque te da vergüenza, terminás encorvada", explicó quien también participa de ¿En qué mano está?, el programa que el Chino Leunislidera por la pantalla de Telefe.

 

La propia Nati había dado pie al debate cuando preguntó si todos preferían "lolas naturales", a lo que el ex CQC respondió: "Sí, no me gustan que estén hechas, prefiero natural".

 

Una determinación, en definitiva, que generará, como suele suceder en estos casos, voces a favor y en contra, y que hace recordar a aquella que en su momento tomó Florencia Peña en tiempos en que recién asomaba a la pantalla chica y que, gracias al tamaño de sus pechos, se ganó el apelativo de La Pechocha.