Cultivó durante años un perfil bajísimo, pero gracias al éxito de Las Estrellas, Natalie Pérez se convirtió en la actriz del momento. Prueba de ello es la tapa de la revista GENTE de esta semana, que tiene a Natalie como figura principal.

 

Allí, la actriz de 30 años habló de su vida íntima, que según ella, es una vida como cualquiera otra pero que atraviesa un cimbronazo momentáneo por el increíble éxito de la tira de Pol-ka. Algunos datos dan cuenta de la "normalidad" de Natalie: vive en un departamento alquilado, no hace ejercicio -apenas algo de rollers- y tampoco dietas excéntricas, padece estar maquillada y peinada 11 horas por día, y su lugar en el mundo es su casa "y en pantuflas".

 

En un tramo de la nota la actriz también contó algo más sobre su gran amor, Ramiro Gayoso, con quien convive desde hace tres años. Admitió que se ven muy poco por sus horarios tan extenuantes, "pero el amor todo lo surfea". El afortunado es concesionario de un natatorio y tiene 30, igual que ella. Fueron compañeros desde el jardín hasta la secundaria y en 2013 flashearon algo más. Sin embargo, no hay matrimonio en el horizonte. Ella siente que la fiesta de casamiento es "una locura de guita para una noche".

 

En este contexto, Natalie también brindó un tip hot, algo difícil de cumplir, dirán algunos: "¡Siempre hay tiempo para el sexo! Es consejo: no hay que irse a dormir sin haber hecho el amor con sus parejas". ¿A ponerlo en práctica?