Todo comenzó con una distendida conversación entre Ernestina Pais y Carolina “Pampita” Ardohain sobre la infidelidad en la pareja. “Creo en la lealtad más que en la fidelidad. Cuando te enterás de un cuerno primero alguien te fue desleal. Te faltó el respeto primero. Porque creo que una equivocación, un mirar afuera o una fantasía, la podemos tener todos”, argumentó Ernestina.

En relación con la necesidad de controlar a la pareja, Pais dijo: “Ay, yo me doy cuenta enseguida. Me pasa y me pasó con el último también es que me doy cuenta de con quién va a estar después. Las redes sociales son muy buchonas y me ha pasado de estar en un asado, donde había una amiga de una amiga, que dije ‘el día que me separe, acá va a pasar algo’. Dicho y hecho”.

Sobre la competencia entre mujeres y ciertos gestos que denotan envidia, Ernestina comentó: "También hay mucha cosa, que vos lo sabrás, de ‘quiero probar al que estuvo con’. A la que busca a tu ex porque estuvo con vos. Una gran amiga mía dice ‘la admiración es la otra cara de la envidia’. Te admiro tanto que quiero ser vos. Quieren ser tanto como vos, que terminan tomando cosas tuyas”.

En ese momento, Pampita aprovechó la situación para pegarle un palo a la China Suaréz, actual pareja de Benjamín Vicuña, y a quienes encontró teniendo relaciones sexuales mientras él era su esposo. “Pero, ¿sabés qué? Mamita, nunca vas a ser como yo. ¡Te faltan mil años!", dijo en clara referencia a la actriz.