"Contra las redes sociales voy a fondo", había anunciado Victoria Vannucci , a mediados de noviembre. La lluvia de insultos, burlas y amenazas que la modelo recibió luego de que se dieran a conocer una serie de polémicas fotos, la habían determinado a iniciar un proceso judicial que no hizo más que echarle más leña al fuego.
 

Con Ana Rosenfeld como representante legal, la mujer de Matías Garfunkel inició su cruzada contra Twitter y Facebook, en pos de que sus derechos como usuaria sean debidamente respetados. Muchos tomaron el asunto en broma, especialmente luego de que ella publicara una carta dirigida a Jack Dorsey, el fundador de la red social de microblogging. Sin embargo, la Justicia argentina terminó dándole la razón.
 

 

"Para todos aquellos que se lo tomaron como chiste, ¡hoy es un hecho! Hoy mi lucha es la de todos", escribió Vannucci en Twitter, al compartir parte del fallo. Según puede leerse, la resolución lleva la firma del juez federal Horacio C. Alfonso, que ordena a la compañía estadounidense a "eliminar todos los dichos y montajes fotográficos que se refieren a la actora como 'asesina', 'puta', 'judía' (puesto que se adjetiva su credo insultándolo), 'lacra', 'no grata', 'cucaracha', 'perra', 'mierda', donde la acusen de drogadicta y que le deseen su 'muerte', 'sufrimiento' o 'dolor' o que manifiestan odio".