Mariah Carey está decidida a seguir con su vida tras la ruptura de su romance con James Packer. Y lo dejó muy en claro en su más reciente video de la canción "I Don´t", donde le manda un mensaje muy directo su ex.
 

En el video, la cantante luce un velo nupcial y en una de las escenas tira su vestido Valentino, valuado en $250,000 dólares, a una fogata.

 

El vestido había sido diseñado exclusivamente para la boda de la pareja, que se llevaría a cabo en Bora Bora antes de su separación. Además el clip fue grabado en la mansión que compartía con el magnate australiano en Calabasas, California.