Luego de protagonizar la ficción Educando a Nina, Griselda Siciliani se prepara para un nuevo desafío en su carrera: debutar en la comedia musical Sugar. La obra había sido encabezada por Susana Giménez en noviembre de 1986 y fue todo un éxito. Ahora la diva se encarga de producirla junto con Gustavo Yankelevich.

 

 

"Vivo al límite y sin culpas", aseguró la actriz de 38 años en una entrevista con la revista Gente. Además, desplegó toda su sensualidad en una producción de fotos muy provocativa y demostró que es dueña de una figura envidiable.

 

 

Además, Griselda relató que a Susana al principio le daba celos este regreso, pero finalmente "se copó" con el proyecto. "Luego de que Gustavo (Yankelevich) me propusiera el papel, Su me invitó al microcine de su casa. Así que vi Sugar echada con ella en una butaca, las dos muy pochocleras. ¡No me quedó pregunta por hacer! Susana impacta", explicó.

 

 

Por otra parte, se refirió a su vida sentimental tras su separación de Adrián Suar. Aunque el duelo es un proceso doloroso, señaló que tiene ganas de volver a enamorarse y candidatos no le faltan: "Ya superé el momento de '¡no quiero ver a nadie!', de recibir un piropo por WhatsApp y decir: '¡¿Pero qué es esto?!'. Sé ve que vengo de una linda experiencia, porque la separación no me desencantó: me gustan mucho los hombres, los vínculos y el enamoramiento".