1- Limpiar la tabla de picar. Echar sal encima de la tabla y frotarla con la mitad de un limón. Quedará limpia y sin olores.

 

2- Juntar vidrios rotos. Si rompiste algo y quedaron cristales pequeños, tomar una rebanada de pan y presionarla suavemente contra los cristales, estos se pegarán al pan sin dejar rastro alguno. 

 

3- Desengrasar el microondas. Meter una taza con vinagre en el microondas, calentarla por 1 minuto, después pasar un trapo húmedo por las paredes interiores.

 

4- Limpiar el rallador de queso. Después de rallar el queso como normalmente lo hacés, rallá una papa, así la grasa del queso desaparece. Luego se enjuaga como de costumbre.

 

5- Limpiar la parrilla del asador. Después de una carne asada, la parrilla queda llena de grasa quemada y pegada. Para limpiarla, cortá una cebolla en 2 y frotá una mitad contra las rejillas, verás como se va limpiando.

 

6- Limpiar alfombras. Si se te cayó comida en la alfombra y con un trapo no lograste quitar los residuos y/o el mal olor, en un recipiente hacé una pasta con bicarbonato de sodio y agua, extendé esta mezcla por la alfombra y dejá reposar por 12 horas, una vez seca la pasta, pasá la aspiradora y listo.

 

7- Limpiar la esponja de lavar. Muchas veces esta esponja queda con mal olor, soluciona esto introduciéndola mojada al microondas, calienta durante 1 minuto y saca. Cuidado de no quemarte al sacarlo.

 

 

8- Limpiar el cuarto de baño. Si notás que las llaves del agua empiezan a oxidarse, espolvoreá un poco de sal por todos los lugares que deseas limpiar y frotá con la mitad de una naranja.

 

9- Limpiar la licuadora. Agregá a la licuadora una mezcla de jabón de lavar platos, agua caliente y préndela aproximadamente durante 1 minuto. Enjuaga y notarás la diferencia.

 

10- Limpiar el colchón. Primero asegurate de quitar toda la ropa de cama. En un atomizador añadir vodka y unas gotas de aceite esencial y rocía tu colchón con la mezcla; además que eliminarás las bacterias, quedará un olor rico. O si lo prefieres, puedes rociar un poco de bicarbonato de sodio por todo el colchón, deja que se impregne unos minutos y después aspira todo el bicarbonato.