Lo primero a tener en cuenta antes de comenzar la primera sesión es no utilizar ningún método de arrancamiento de vello, por lo menos dos semanas antes de empezar el tratamiento, es decir ni cera, ni pinza de depilar, ni las maquinitas eléctricas de uso doméstico. El paciente sólo puede rasurarse.
 

Pasadas algunas sesiones, puede ocurrir la presencia de más pelo que el original, a lo que se llama efecto paradójico. Suele ocurrir en la cara, pero no es exclusivo de esa zona, sino que puede aparecer también en la espalda y línea alba. La depilación permanente perfectamente realizada con el equipo correcto no produce ningún crecimiento paradójico.
 

 

1. Una piel lisa. Va más allá de la eliminación del pelo. Le otorga a la piel mayor suavidad y elasticidad al evitar las agresiones que puede provocar la constante exposición a métodos tradicionales de depilación.
 

2. Permite tratar problemas de la piel. De pelos encarnados (foliculitis), abscesos, desarrollo excesivo del pelo (hirsutismo) o infecciones derivadas del folículo piloso.
 

3. Favorece la producción de colágeno. Mejora la calidad de la piel, le da brillo y tonicidad.
 

4. Es indoloro. Existe aparatología que tiene tecnología ICE de enfriamiento por contacto. Es sumamente confortable.
 

5. Velocidad. Hay tecnología que permite realizar sesiones en la mitad del tiempo. Los beneficios se observan sobre todo en áreas grandes.
 

 

6. Para todos los tipos de piel y pelo. Es importante informarse ya que hay depilación permanente que es eficaz tanto en piel clara u oscura, como en pelo grueso o fino.
 

7. Sin tiempo de recuperación. Se puede retomar inmediatamente la rutina diaria.
 

8. Para cualquier área corporal y facial. Aplicable en áreas sensibles o de difícil acceso como cavado pequeño, orejas y orificios nasales.
 

9. Eficacia probada. Se pueden consultar los centros autorizados a través de la Web.
 

10. A la medida de cada persona. Elegir el método de depilación médica permanente que incorpora varias tecnologías y longitudes de onda, que permite personalizar cada sesión en cada paciente.