El brindis familiar, la cerveza con amigos, el trago ocasional... El alcohol es parte de la vida de mucha gente, pero un estudio reciente sirvió de evidencia de que su consumo debería ser mínimo o nulo en personas de menos de 40 años, y moderado a partir de esa edad.

Investigadores asociados al consorcio Global Burden of Disease con base en Seattle, Estados Unidos, llegaron a la conclusión de que el consumo de alcohol tiene un efecto tangible en la salud de la gente "sub 40", en especial en el grupo de hombres de entre 15 y 39 años.

Por el contrario, pasada la barrera de los 40 el consumo de alcohol puede traer beneficios a la salud de cualquier persona. El meollo del asunto está en la cantidad: beber con moderación es la clave, siempre.

Como punto de compraración los investigadores establecieron que una "bebida estándar" que equivale a 100 ml. de vino con 13% de graduación alcohólica (como los cosecha temprana) o 375 ml. de cerveza con 3,5% de graduación (una sour, por ejemplo).

La pinta de cerveza post partido o la copa de vino para la comida deberían ser una cosa semanal y no diaria si se tiene en cuenta los datos de la salud de personas de entre 15 y 95 años que fueron recopilados en todo el mundo por el consorcio Global Burden of Disease durante 2020, informó el sitio Bloomberg.

Los investigadores en Estados Unidos prestaron atención a la incidencia del alcohol en casos de cáncer, cardiopatías y otras enfermedades, así como también en los accidentes que pueden causar heridas o lesiones duraderas.

"El mensaje es sencillo: la gente joven no debería tomar alcohol, pero los mayores pueden beneficiarse de consumirlo en pequeñas cantidades", explicó Emmanuela Gakidou, autora del estudio y docente de métrica de la salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en Seattle.

"Aunque puede no ser realista pensar que los jóvenes se van a abstener de tomar alcohol, sí creemos que que es importante comunicar la evidencia más reciente para que todos hagan una decisión informada sobre su salud", agregó la investigadora.

En el informe publicado este mes en The Lancet los investigadores explicaron que "cualquier nivel de consumo de alcohol lleva a una mayor probabilidad de lesiones, mientras que una cantidad moderada de alcohol disminuye el riesgo de padecer algunas condiciones que prevalecen en la edad avanzada, como la diabetes o la enfermedad coronaria".

Para los varones de entre 15 y 39 años se recomienda apenas 0,136 de una bebida estándar al día, es decir, apenas 10 ml. de vino o 38 ml. de cerveza.

Para las mujeres de 15 a 39 años la medida es de 0,273 de la bebida estándar, el doble que los hombres.

Para quienes tengan entre 40 y 64 años el nivel "seguro" de consumo de alcohol está fijado en media bebida estándar por día, o hasta dos completas dependiendo del estado de salud de la persona.

Pero la gente de más de 65 años experimentó la "pérdida de salud por consumo de alcohol" tras consumir más de tres bebidas estándares por día.

En promedio el consumo recomendado de alcohol por día para una persona de más de 40 años es de 1,87 bebidas estándar, el equivalente a 750 ml. de cerveza liviana.