Un producto "milagroso" que cura en segundo: VetiGel. Está compuesto por un alga y es capaz de detener, en forma instantánea, cualquier tipo de hemorragia, externa o interna. Joe Landolina, el creador del gel y cofundador Suneris, la empresa de biotecnología que armó para desarrollarlo, habló sobre la inminente salida al mercado de este revolucionario producto.

 

 

Todo fue producto del azar. De un azar ayudado por el trabajo, la curiosidad y el ingenio. Desde que era solo un niño, Joe trabajaba en la bodega de su abuelo. El laboratorio era su lugar. Allí experimentaba y jugaba al mismo tiempo. Un día, buscando una fórmula, terminó creando un material que llamó poderosamente su atención: tenía la propiedad de convertir el líquido en sólido, en sólo unos segundos. "Eso fue realmente el comienzo de todo", confesó Joe. A este día que sellaría su destino, le siguieron varios años de estudio y trabajo, necesarios para darle forma al producto que llamó VetiGel.

 

“En sólo 12 segundos detiene la hemorragia. Cura la piel en minutos”

 

Ho, cuando aún falta algo así como un año para completar la enorme lista de requisitos de la FDA, VetiGel se presenta como un producto de uso veterinario. El gel está fabricado en base a una alga que posee un compuesto de polisacáridos que detiene rápidamente las hemorragias traumáticas, en heridas externas e internas ya que forma una malla que sella la herida en segundos. Al mismo tiempo, ayuda al cuerpo a producir fibrina, la proteína encargada de coagular y curar la herida.

 

“En un año podría empezar a usarse para tratar heridas de humanos”

 

El gel es capaz de activar el proceso de coagulación natural de la sangre mediante componentes biocompatibles que son absorbidos por el cuerpo. En 12 segundos detiene la hemorragia de una herida y la cura completamente sólo algunos minutos porque es capaz de sanar la piel. Los polímeros de VatiGel son minúsculos, se dividen en partes más pequeñas todavía -parecidas a bloques de Lego- y se unen en forma de un gel que puede ser inyectado en la herida.

 

Desde la empresa anunciaron que a mediados de año va a lanzar su producto para uso veterinario. Por su parte, Landolina confesó que espera poder contar con la aprobación para uso humano en un año, aproximadamente.

 

Los planes son ambiciosos: "Estamos tratando de llevar la tecnología que hay detrás de VetiGel a otras dos áreas. Por un lado, acabamos de anunciar un producto que se llama TraumaGel y que está destinado a uso médico militar. Es algo que vamos a poder ver en los campos de batalla, en ambulancias, salas de emergencia e incluso posiblemente para consumidores. Pero, por otro lado, estamos buscando generar algo específico para las cirugías, para que pueda ser usado en las operaciones". Esto último requerirá aún unos cuatro o cinco años más de investigación y desarrollo.

 

“El primer producto de uso humano tendrá destino militar. Será un set de cinco jeringas que costará 150 dólares”

 

Por lo pronto, el producto resulta muy prometedor. "Tiene grandes beneficios porque es realmente el único producto que hace que es sangrado se frene rápidamente y sin nada de presión. Hoy, todas las formas que existen para detener el sangrado requiere presión de más de cinco minutos para detener la hemorragia y no puede usarse en cualquier tipo de sangrado. En cambio, nuestro producto puede usarse en todos los casos y actúan de forma instantánea. Es algo que nadie más puede ofrecer", concluyó Joe.