Es de público conocimiento que la hidratación es muy importante en el día a día, pero a veces nos quedan dudas sobre qué bebidas nos hidratan en realidad y qué beneficios o contras tienen para nuestra salud. Para alivio de los soderos, te contamos todas las ventajas que tiene la soda, entre las cuales se incluye la correcta hidratación.

 

La deshidratación se hace evidente ante la sequedad de la piel, dolores de cabeza, fatiga y/o sed. Para hacerle frente, la soda es una opción ideal, ya que funciona como alternativa al agua y no tiene calorías, como si tienen las bebidas azucaradas.

 

Además, permite dar la sensación de saciedad, ya que al consumirla con alimentos, contribuye a que la comida permanezca en la primera parte del estómago por más tiempo.

 

Es recomendable evitar ciertas bebidas que no favorecen a la hidratación tales como el mate; café; té común, verde y rojo; gaseosas cola; vino y otras bebidas alcohólicas.

 

Por otro lado, el agua gasificada ayuda a la digestión debido a que el dióxido de carbono inherente en su composición neutraliza la secreción gástrica, lo que favorece la deglución.

 

Por último, es ideal para aquellas personas propensas a la constipación y, como si fuera poco, favorece la calcificación, baja el colesterol malo y sube el bueno.

 

Fuente: Doc.Salud