Durante años se ha creído que en aquellos hogares donde hay mascotas, las probabilidades de que un niño tenga algún tipo de alergia son mayores. Sin embargo, un nuevo estudio no solo derribó este mito sino que también aseguró que la presencia de animales ayuda a reducir los riesgos de estados alérgicos.

 

 

El estudio se centró en el análisis de 184 niños que desde su nacimiento hasta los siete años convivieron con dos o más perros y gatos. Por otro lado, se observó detalladamente a otros 220 niños que no vivieron con animales de compañía. Para sorpresa de todos, los resultados arrojados fueron que los niños con mascotas desarrollaron hasta un 50 % menos de alergias que los que no tenían perros o gatos.

 

"La exposición a las endotoxinas ayuda a crear un sistema inmune más fuerte y evita gran parte de las alergias", aseguró el doctor Ownby del departamento de pediatría de la Universidad de Medicina de Georgia, e integrante del estudió publicado en la revista científica Journal of the American Medical Association.

 

 

Los investigadores también confirmaron que enfermedades como el asma y la hiperactividad se reducen notoriamente en los más pequeños de la familia. Los resultados arrojaron que en ambas patologías se logró observar hasta un 45% menos de probabilidades.

 

Pese a el aval científico, la importancia de la limpieza en el hogar es fundamental a la hora de hablar de la salud de los chicos, haya una mascota involucrada o no. Pese a que existen varias investigaciones desarrolladas alrededor de este tema que refutan esta premisas, sin dudas los aportes de una mascota en el hogar no solo trae, aparejados beneficios en la salud sino también un claro desarrollo intelectual, psíquico y social que aporta a la personalidad.