La tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino en Estados Unidos es significativamente más alta que lo que se había estimado, según un estudio publicado el lunes en la revista médica Cáncer. El estudio muestra una desigualdad importante en este terreno entre las mujeres afroamericanas y las blancas, así como en aquellas mayores de 65 años.
 

 

Cerca de 2.000 mujeres fallecen en la Argentina cada año por cáncer de cuello de útero, según datos del Ministerio de Salud, que remarcó la importancia de la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano (HPV). Más del 99% de los casos están relacionados a infecciones genitales por el HPV; contra el cual hoy existe una vacuna preventiva que se sugiere en niñas a partir de los 11 años -y está incorporada al Calendario Nacional de vacunación – para reforzar el escudo protector contra la enfermedad.
 

En la Argentina, el cáncer de cuello de útero es la segunda causa de muerte por una enfermedad oncológica en mujeres y, según datos del Instituto Nacional del Cáncer (INC) , en nuestro país se realizan 4.900 diagnósticos nuevos anuales y mueren unas 2.000 mujeres al año debido a la enfermedad.
 

El cáncer de cuello uterino o cervical se puede prevenir con exámenes regulares a partir de los 21 años, según los autores del estudio. "Este tipo de cáncer se puede evitar, y todas las mujeres deberían hacerse las pruebas", dijo la doctora Anne Rositch, profesora adjunta de la Facultad de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, principal autora del estudio.